lunes, 31 de diciembre de 2007

¿AÑO NUEVO, VIDA NUEVA?

Aquí estamos todos apurando las pocas horas de vida que le queda al 2007 y preparando motores para comenzar con buen pie el 2008.

Al principio de un nuevo año la gran mayoría de las personas comenzamos con ganas para cambiar aquellas cosas de nuestra vida que no nos gustan o conseguir aquello pendiente de alcanzar en algún aspecto de nuestra vida.

Para hacer cambios o conseguir aquello que anhelamos con ganas hay que hacerlo de forma paulatina, empezando paso a paso.

¿Quién no conoce a muchas personas de su circulo cercano que comienzan el año con nuevos propósitos pero que con la llegada de los siguientes 365 días, esas aspiraciones de cualquier tipo están ya olvidadas? Esto es debido a que comenzaron sin medirse las fuerzas y sin planificación, lo que conllevó optar por lo más fácil, tirar la toalla buscando cualquier tipo de excusa (no tengo tiempo, lo dejo para más adelante, etc.).

Cuando a la primera de cambio se tira la toalla es porque realmente no se tenía tantas ganas de conseguir o cambiar ciertos aspectos de nuestras vidas. Cualquier tipo de cambio en nuestras vidas es posible; nadie dice que vaya a ser fácil, por lo tanto, como dice el dicho, el que algo quiere algo le cuesta. Se requiere mucha constancia y esfuerzo por nuestra parte el conseguir cambiar aquellas cosas de nuestro entorno que no nos gustan.

Por lo tanto, para acometer las metas a alcanzar con éxito, lo primero que hay que hacer es planificarse el camino a recorrer para conseguirlo, posteriormente tenemos que medirnos las fuerzas y ser realistas, ya que hay que ir paso a paso; como dice otro buen refrán el que mucho abarca poco aprieta.

Feliz año 2008 para todos vosotros y que en este nuevo año se cumplan aquellas cosas pendientes en vuestras vidas, eso si, tened claro que es preferible arrepentirse de aquello que se intentó, de lo que no intentamos por miedo al fracaso. Esta vida es un aprendizaje constante y tenemos que aprender de los éxitos y de los fracasos. No olvidemos que si no lo intentas el "no" lo tienes seguro.

sábado, 29 de diciembre de 2007

CAPACIDAD DE GESTIONAR EQUIPOS

Habitualmente muchas personas, de la noche a la mañana, ven como sus compañeros de trabajo se convierten en subordinados. Lógicamente son habituales los movimientos dentro de las organizaciones y es muy satisfactorio que los puestos de responsabilidad se vayan cubriendo con nuestros recursos propios a través de un buen sistema de promoción interna, aunque desgaciadamente, no siempre es así.

No hay que olvidar que tenemos que saber detectar aquellas personas con capacidades y potencial para ocupar puestos de responsabilidad. Muchas veces, por desconocimiento, buscamos fuera lo que tenemos dentro.

Sin embargo hay que preparar a estos profesionales que van a pasar a tener personas a su cargo, porque no todo el mundo lleva innato el saber gestionar equipos; lo tenemos que potenciar y aprender.

Las empresas tendrían que tener implantado cursos de gestión de equipos para que los reciban las profesionales que van a tener personas a su cargo antes de ocupar esos puestos, sin embargo, esto prácticamente es inexistente, salvo raras excepciones.

Los nuevos gestores de equipos aprenden a base de palos, luego es normal que adquieran vicios malos. Gestionan equipos como ellos creen que se debe hacer sin haberse planteado si sus técnicas y hábitos son adecuados, porque nadie se ha preocupado por enseñar, reconducir y modificar sus carencias o dificultades en la gestión de recursos.

Ante todo tenemos que cambiar de mentalidad, porque nuestros compañeros han pasado a ser subordinados y por mucho que sigamos siendo los mismos, la situación es diferente y hay que asimilar el cambio.

Digo esto porque nos va a tocar hacer cosas que antes no hacíamos o que nos permitíamos el lujo de criticar sin piedad. Antes de gestionar a nuestro propio equipo, nos tenemos que plantear una pregunta
¿cómo te hubiese gustado que te gestionase a ti tu responsable?



En el fondo todas las personas buscamos lo mismo, simplemente que lo expresamos o solicitamos de forma diferente. Por lo tanto hay que ponerse en el lugar del prójimo.

Para ganarte a tu equipo tienes que dar ejemplo, es decir, no podemos exigir una serie de normas, requisitos, etc., cuando uno es el primero que no las cumple. Hay que predicar con el ejemplo por mucho que nos cueste. Al fin y al cabo, tú eres uno más de ese equipo y no puedes mantenerte al margen para lo que te interese.

Tu equipo tiene unos objetivos que cumplir, tienes que ayudarles a alcanzarlos dándoles herramientas y técnicas adecuadas para ellos. Tendrás, por otro lado, que ayudar a aquellos miembros de tu equipo que les cueste alcanzar sus objetivos, porque no olvidemos que todos ellos tienen capacidades y potencial, simplemente hay que ayudarles a encontrarlos e incentivarlos.

Cada persona es diferente y por lo tanto tenemos que adaptarnos a cada uno de ellos para lograr el equilibrio. Nos tenemos que adaptar a nuestro medio que, en estos momentos, no es otro más que nuestro equipo.

Tenemos que incentivar la comunicación dentro del grupo porque es normal que surjan conflictos profesionales entre los integrantes del grupo. Eso sí, los tenemos que solucionar en el momento, por muy leves que sean, porque si se dejan pasar, tarde o temprano, volverán a salir; no hay que olvidar que lo que no mejora empeora.

A parte de saber comunicarte con tu equipo, tienes que saber escucharles por muy distantes que puedan estar vuestras posturas, tienen que sentir que son importantes para ti.

Hay que saber reconocerles sus logros de forma habitual, felicitandoles por ello, para que perciban que su labor es importante para la organización. En otros momentos nos tocara hacerles ver de forma constructiva pero firme sus errores y ayudarles a buscarle solución.

Si tu equipo fracasa en su misión gran parte de la culpa es tuya por no saber conectar con ellos de forma adecuada para transmitirles lo necesario para alcanzar las metas.

Muchas veces un equipo de fútbol con grandes jugadores fracasa con un entrenador, sin embargo, al cambiar de entrenador esos mismo jugadores triunfan, eso no es fruto de la casualidad sino de formas diferentes de plantearse la gestión de ese equipo.

¿Hay malos gestores o equipos inadecuados?

"DULCE" NAVIDAD

Con la llegada de las navidades, todos los años por estas fechas, se produce una cosa increíble para los tiempo en los que vivimos; no es otra que un parón generalizado de la actividad profesional en todos los sentidos. Desde aproximadamente el 20 de diciembre hasta pasado el puente de Reyes toda actividad se paraliza, excluyendo, claro está, el sector comercio y servicios públicos.

Son muchas las empresas que cierran durante las fechas navideñas para poder centrarse en las celebraciones y disfrutar de unas merecidas vacaciones. Curiosamente, es precisamente durante estas fechas, que el sector comercial hace más de la mitad de sus beneficios (empresas de alimentación, juguetes, etc.).

Pero nadie ha de protestar por tener unos días de reposo, de desestress, y de poder estar con la familia... ¿pero es esto real? Con la llegada del primer día de vacaciones navideñas, muy próximo a nochebuena, llega la presión de comprar los últimos regalos (a veces, todos por no haber tenido tiempo de comprarlos anteriormente). El mogollón de la oficina, con papeleo, reuniones, teléfono, problemas, conflictos da paso al mogollón de tiendas, gente, cansancio, no hay talla, no hay color, luchas por quitarle al de delante el último ejemplar de lo que andabas buscando. Luego hay que ir al supermercado, comprar todo aquello necesario para la cena, si no tienes suerte y te toca ir a casa de la familia de tu pareja... Los niños, tampoco tienen colegio... y anda que no dan mal estos días. Gente, y más gente.

Llegan los días grandes... y con ellos no me refiero a las fiestas locales, sino a las cenas de nochebuena y navidad. Las navidades, lejos de ser una época donde toda la familia se junta y comparte unos días, se ha convertido en una época de consumismo innecesario, donde la familia, tiene que compartir mesa con "extraños" que tan apenas conoce o tiene relación.

Esa época de ensueño que nos "pintan" las películas americanas no es real (bueno... la verdad es que de lo que viene del otro lado del charco, poco se puede creer uno). Estas películas nos están haciendo perder las tradiciones propias. Dentro de poco nos tendremos que plantear ¿quiénes son estos tres "guiris" con camello?

Las discusiones familiares empiezan con el roce, con los regalos, con el "fíjate lo que me ha dicho" o con el "Ya le vale comprarme esto o lo otro".

Uno, que anhela la llegada de estos días durante gran parte del año, empieza a mirar en el primer día de trabajo, para poder "escapar" de la cruda realidad de la Navidad.

Pasadas estas fechas, siempre decimos que al año que viene nos los vamos a plantear de otra forma y nos olvidamos de que el año próximo vuelve a casa por navidad, definitivamente estamos perdiendo los papeles.

jueves, 27 de diciembre de 2007

BIPOLARIDAD EN LOS SECTORES INDUSTRIALES

El mundo empresarial, cada día, es más cambiante y va evolucionado diariamente, es decir, es muy dinámico e imprevisible, ya que nunca se comporta como esperamos o deseamos; no se puede controlar bajo ningún concepto con plena seguridad.

Aun se ve más la diferencia cuando comparamos la situación que se vive en diferentes sectores industriales muy dispares entre si, que están viviendo circunstancias contrapuestas en los temas relacionados con los recursos humanos.

Hoy en día, el sector émpresarial de las telecomunicaciones, de la industria, incluso en la sanidad, vive una situación complicada; hay muchas más oferta de trabajo que demanda. Esto hace que cada vez sea más complicado encontrar determinados perfiles requeridos en estos (programadores, soldadores, enfermeros, etc.). Esto se está viviendo en todas las provincias de nuestro país, lo cual conlleva a que las empresas que requieren incorporar a este tipo de profesionales para cumplir con sus clientes hagan una competencia "brutal" para conseguir reclutar a esos profesionales que prestan sus servicios en otras compañías de estos sectores.

El número de profesionales que van incorporándose al mercado laboral no es suficiente, ni mucho menos para cubrir todas las necesidades que hay en la actualidad en estos sectores. La situación cada vez es menos favorable; cada año hay menos número de estudiantes cursando estas ramas profesionales, pese a tener cierta seguridad de obtener un trabajo al término de los estudios.


Esta situación atípica, hace que los profesionales de este sector se conviertan en verdaderos mercenarios, abiertos en todo momento al mercado laboral, por muy contentos que puedan estar en su trabajo actual, es decir, es misión casi imposible retener durante un período largo de tiempo a los buenos profesionales por mucho que se intente, ya que constantemente está el riesgo de que se puedan marchar. Esto, además, hace que este tipo de perfiles que viven esta situación cada vez sean profesionales menos comprometidos con su empresa porque conocedores de esta situación no se casan con nadie.

Esto se esta traduciendo en que las empresas de estos sectores estén comenzando a buscar profesionales con estos perfiles en otras provincias de nuestro país e incluso en otros países (europeos o más allá de las fronteras de la UE). Esto seguirá así a no ser que cambie la situación actual, cosa totalmente improbable a corto plazo.

Por otro lado, genera un elevado coste para las empresas de este sector; muchas veces se ven obligadas a cancelar pedidos de clientes o no ampliar servicios, por carecer de suficiente mano de obra para acometer las mismas. Una solución que se está llevando a cabo es seleccionar a personas de otros sectores que claramente no cumplen el perfil requerido pero que pueden ser formados en el sector específico de estas profesiones para después seleccionar a los más adecuados. Muchas veces influye mucho también la predisposición y las ganas de aprender una profesión que cumplir con el perfil deseado.


Luego tenemos sectores profesionales en las que hay más demanda que oferta de algunos perfiles, como por ejemplo, en el sector bancario, recursos humanos, comercial, telemarketing, por mencionar algunos; es decir, hay más personas dispuestas a ocupar estas vacantes que puestos de trabajo disponibles para estos perfiles. Esto hace que la situación sea la contraria, que las empresas se encuentran en una situación privilegiada, conllevando que, muchas veces, abusen ofreciendo unas condiciones laborales por debajo de los requisitos solicitados a los candidatos. Esto es injusto y hace que algunos de estos puestos sean inaceptables, aunque siempre habrá candidatos dispuestos a ocupar esos puestos, forzados por la necesidad.

Ambas situaciones son injustas y desproporcionadas, es decir, ninguna de ellas tiene lógica, se mire como se mire.

Vemos que en la primera situación los profesionales son los abusan de la situación y en el segundo caso son los empresarios los que ejercen ese abuso desproporcionado sobre los trabajadores.

Hay que encontrar un equilibrio lógico entre ambos protagonistas, que siempre van a ser los mismos en los diferentes sectores profesionales, es decir, el empresario y el trabajador.

Para poder comprender mejor la situación de la parte contraria hay que ponerse en su situación, por mucho que no compartamos su punto de vista; esto nos debería hacer reflexionar sobre este tipo de situaciones caóticas que se viven.


Reflexionemos sobre este tema: ¿Hay demasiadas empresas en el mercado para el mismo trabajo? ¿A las empresas les beneficia esta movilidad de trabajadores ? ¿Los trabajadores, fuera del ámbito monetario, se benefician de tanta oferta? ¿Estamos creando "monstruos mercenarios" o queremos buenos profesionales?

miércoles, 26 de diciembre de 2007

ACTA REUNIÓN


Hoy en día, lo esencial es conseguir ser productivos y eficientes en nuestro tiempo de trabajo debido a que la pérdida del mismo genera muchos costes a nuestra organización, que bien gestionado, se podría convertir en beneficio.

Es muy habitual tener reuniones periódicas con diferentes miembros o departamentos de nuestra empresa, es decir, que destinamos mucho de nuestro tiempo de trabajo a estar reunidos con otras personas para tratar y resolver asuntos de importancia para nuestra organización. Y digo yo ¿es necesario estar tanto tiempo reunido? ¿Todo el tiempo que destinamos a estar reunidos es productivo? Mi respuesta a ambas preguntas es un claro NO.
Esto se debe a que no organizamos bien las reuniones para que duren el tiempo imprescindible, ya que suele ser muy habitual acudir a gran número de reuniones sin saber el orden del día, sin olvidar los retrasos a las mismas por la falta de puntualidad de los asistentes (normalmente directivos).

Para aprovechar bien el tiempo de las reuniones tiene que estar establecido lo que se va tratar de antemano y el tiempo dedicado a cada tema, para que los asistentes, previamente, puedan preparar los puntos a tratar.

Otro error muy habitual es no redactar un acta de cada reunión en la que se recojan todos acuerdos a los que se han llegado sobre los diferentes temas tratados o compromisos adquiridos por cada parte. No realizar esto supone una perdida de tiempo y generación de costes para nuestra compañía.

Sin un acta de cada reunión no podemos avanzar nada y por otro lado hace que nos olvidemos de los pactos o compromisos adquiridos.

El acta nos permitirá hacer un seguimiento de lo que tiene que realizar cada parte en un tiempo determinado y sino lo hace, exigirle su cumplimiento a la persona que adquirió ese compromiso.

Lo más justo es que en cada reunión redacte el acta un asistente diferente y con posterioridad a la misma envíe una copia de la misma a todos los que acudieron para que lo tengan a mano y no lo olviden.

Si queremos ser efectivos, tendremos que avanzar en los diferentes temas profesionales, cumpliendo lo pactado en las diferentes reuniones para llegar a la siguiente con los asuntos adelantados, ya que no olvidemos que parte de nuestro trabajo es cumplir nuestros compromisos adquiridos.

¡Cuantas veces hemos acudido a una reunión en la que hemos tenido la sensación de estar perdiendo el tiempo o de estar hablando de cosas que ya se suponían resueltas!

Me gustaría lanzar un par de preguntas a contestar por todos vosotros ¿somos realmente productivos el tiempo que estamos reunidos? En caso de ser negativa la respuesta ¿cuál crees que es el motivo?

domingo, 23 de diciembre de 2007

CARENCIAS EDUCACIÓN ESPAÑOLA

El Informe PISA 2006 (famoso estudio de la OCDE) no deja al sistema educativo español en muy bien lugar; ya que analizando nuestros resultados con el del resto de los adolescentes de otros países, es lamentable que nos deje en tan mal lugar; sin embargo, estamos donde nuestros gobiernos nos han hecho estar por méritos propios, así que nada de despejar balones y asumamos nuestra responsabilidad.

En la actualidad España utiliza de forma habitual, la repetición de curso como una solución al fracaso escolar. Pero el sistema, además, permite pasar adelante con asignaturas no aprobadas, algo que para quien ha estudiado en otro plan, parece increíble.

No hay que olvidar que esto consume muchos recursos y es poco productivo para los principales interesados, los estudiantes. ¿No sería mucho más rentable la ayuda individualizada a los alumnos con problemas de aprendizaje que nos permitirá centrarnos en los problemas concretos de cada estudiante? No olvidemos que la estandarización en el estudio, no es posible: cada estudiante es un mundo.
Por otro lado, cada vez que hay un alumno retrasado, afecta al resto de la clase, que ya no pueden seguir el ritmo adecuado.

El informe refleja que el sistema educativo español adolece de falta de control sobre los colegios, incentivos a los docentes y ayuda individualizada al alumnado. También es cierto, que no toda la culpa la tienen los colegios. Todo empieza en casa.

Desgraciadamente el sistema educativo español se ha deteriorado cada vez más, con cada reforma que ha sufrido. Los colegios, hoy en día, no son más que meras guarderías, donde los padres lo único que esperan es que sus "tan apreciados hijos" estén "aparcados" en un recinto seguro. Si bien la idea de que sus hijos aprendan está ahí, los mismos padres, al igual que sus hijos, no conciben una critica (¿constructiva?) del avance de sus hijos.

Es lamentable, que en nuestro país todos los alumnos no tengan las mismas oportunidades de aprendizaje ya que depende mucho de la escuela a la que puedan ir.
Esto no tiene ningún sentido ya que el nivel exigido y adquirido tendría que ser el mismo por todos los alumnos de nuestro sistema educativo con independencia del tipo de escuela (pública o privada) a la que acudan.

Por otro lado nuestro sistema hace a nuestros jóvenes totalmente dependientes de sus familias, ya que vivimos en una sociedad demasiado proteccionista que hace que generaciones futuras no se acostumbren en absoluto a ser autónomos en el desarrollo de sus vidas. Esto es muy negativo para ellos mismos, ya que les va a hacer muy dependientes de otros.
Cuando todos sabemos que es muy valioso saber valerse por uno mismo y cuando antes se comience a aprender mejor.

También recordar que en nuestro sistema los alumnos "listillos" o problemáticos son los populares de la clase. Si uno de estos alumnos no hace los deberes o copia en un examen, todos los demás compañeros le van a reír las gracias y acabara siendo el ejemplo a seguir por la sociedad caótica en la que vivimos, en la que se ha perdido el sentido común respecto a muchas cosas.

En España, todos hemos copiado un examen. Algo que en Inglaterra o Estados Unidos, no solo es algo de lo que no sentirse orgulloso, sino que además, es considerado entre los compañeros como injusto y para nada algo de lo que enorgullecerse y regocijarse.

El material escolar sufragado por nuestro estado da pena verlo, ya que los usuarios no lo cuidan, ni respetan; es más, si pueden destruirlo, mucho mejor. "Como es gratis..." da igual. Estos gamberros, en muchos casos protegidos y auspiciados por los propios padres, tienen que saber que lo sufragamos todos los españoles (incluidos ellos). No olvidemos el enorme coste de nuestro estado para reparar esas destrucciones, que podrían ser usados para cosas más necesarias.

Por otro lado, los buenos modales, brillan por su ausencia; en primer lugar porque los niños, eso es lo que ven en su entorno más cercano. Como ya he dicho antes, los padres, son las principales causas de estos comportamientos. Desgraciadamente, hoy en día, muchos padres, no tienen tiempo para enseñar a sus hijos, ya que tienen otras cosas más prioritarias. Por lo tanto, el profesorado español intenta marcar pautas de respeto, que los alumnos no entienden por no estar acostumbrados. Incluso, conllevan comentarios jocosos entre los menores, que ven dichas recomendaciones como irreales. Todos hemos sido jóvenes, y oíamos a nuestros mayores decir... "esto no pasaba en mis tiempos"...

No inculcamos hábitos correctos a nuestros jóvenes como leer, realizar los deberes antes de nada para cumplir con su trabajo de estudiante, etc. Eso si, les enseñamos a ver la tele a todas las horas, a jugar al ordenador, por supuesto que esto no es malo, sin embargo, tenemos que hacerles ver que hay tiempo para todo esto y ayudarles a dar prioridad a cada tarea. Estos cambios, los trae la sociedad actual, que tiene a los padres trabajando por "cuatro perras" durante largas horas y descuidando a sus hijos que actúan a su libre albedrío.

Con este panorama no nos podemos sorprender de que lo habitual es que nuestros estudiantes acaben sus estudios obligatorios aprobando por los pelos, chapurreando cuatro palabras en ingles (los más avanzados) y sin el menor interés por la lectura. Esto se traduce en un lenguaje con un elevado contenido de jerga callejera, que traducida al papel, conlleva innumerables faltas de ortografía, así como una carencia absoluta de una sintaxis clara.

El Gobierno, que tiene también culpa de esto, está permitiendo que la educación deje de ser tal, permitiendo que nuestros alumnos (por llamarlos así) crezcan como salvajes incultos. ¿Es la sociedad que queremos?

TIEMPO DE BALANCE

La navidad es la época del año en la que más afloran nuestros sentimientos, ya que es tiempo de reencuentros, recuerdos, etc.

En navidades recuerdo mucho a mis abuelos maternos a los cuales estaba muy unido. Esta época era la de hacer dulces con mi abuela Amparo. También como olvidar los paseos con mi abuelo Pablo que nos venía a buscar al colegio. ¡Qué tiempos aquellos! Siempre tendré un recuerdo especial de los momentos tan agradables que pase con ellos.

Estos días supuestamente son para pasarlos con la familia en paz y armonía, sin embargo, la navidad ha perdido ese significado de antaño, para convertirse en un tiempo consumista en el que solo importa gastarse todo los que uno tiene y más.

Parece que si uno no compra regalos en esta época no quiere a sus seres queridos, no olvidemos que el cariño se tiene que demostrar durante todo el año con razones de peso y no puede ser solo con cosas materiales.

Tenemos que ser capaces de recapacitar sobre las cosas que nos han ocurrido en estos 365 días. No podemos ser indiferentes a esto. Tenemos que hacer balance y ver que metas ya hemos conseguido en nuestra vida. Puede ser que estemos plenamente satisfechos, sin embargo, no es lo habitual, por lo tanto, es buena época para ver como podemos conseguir aquello que no pudo ser en este año que ya se nos va.

No olvidemos, que si finalmente tiramos la toalla de cara a alcanzar nuestras metas a nivel profesional, realmente no deseábamos tanto conseguirlas, ya que de lo contrario seguiríamos luchando buscando una estrategia que nos acerque cada vez un poco más hacia su cumplimiento.

Tenemos que darnos cuenta de que las cosas a veces tardan más de lo que nos gustaría, a pesar de que podamos merecerlas hace tiempo.

A pesar de esto, hay que seguir luchando porque las personas que realmente son validas tarde o temprano llegaran donde les corresponde estar. Siempre me decía mi abuela Amparo, que es más importante ser, que parecer ser.

Por lo tanto, amigo, sea cual sea tu situación, no te rindas y continúa hacia adelante. Quizás tengas que cambiar tu plan de acción y ver si la dirección tomada te lleva a algún sitio.

Ante todo esto, estas líneas pretenden ser un balón de oxigeno para aquellos profesionales que se encuentran en una situación limite y que han perdido las ganas de continuar. No podéis permitiros esto, ya que derrumbarse es muy fácil, sin embargo, remontar el vuelo es muy costoso.

Tenéis que hacer autocrítica para ver que os ha llevado a esta situación, posteriormente, una vez detectadas aquellas cosas que tenéis que mejorar, hay que ponerse manos a la obra para ponerles solución. Sobre todo hay que estar en constante movimiento, haciendo cosas que nos ayuden a no quedar obsoletos a nivel profesional, y porque no, a nivel personal.

Hay muchos peces (empresas) en el mar (en la sociedad) y tarde o temprano el adecuado sabrá valorar tu potencial. Por lo tanto tenéis que ser fuertes para no decaer en vuestros propósitos.

martes, 18 de diciembre de 2007

PLANES DE ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

Hace unos años, cuando yo estaba cursando mis estudios universitarios con los planes de estiduos antiguos (5 años de duración) una de las grandes carencias en las carreras de ciencias y de letras era la ausencia absoluta de prácticas (o muy limitada para lo que realmente se necesitaba).

Porque ejemplo, es muy triste que los licenciados en derecho de haces unos años, salíamos sabiendo a nivel teórico muchas cosas. Eso sí, que no nos dijese algún conocido que le redactásemos una demanda o cualquier otro documento jurídico porque no teníamos ni idea, a no ser que hubiesemos tenido la suficiente inquietud y motivación como para buscarnos la vida por nuestra cuenta. Un profesor de secundaria, por ejemplo, aquí en Aragón, se enfrentaba a una clase de adolescentes habiendo hecho un cursillo (CAP) teórico, sin saber lo que era una clase en realidad.

Otra de las carencias de los planes de estudios universitarios antiguos era que se veían demasiadas materias sin concretar realmente en ninguna, por lo tanto sabías de todo y de nada.
Creo que es preferible ver menos materias pero en profundidad. También se daba el caso de que un año estudiabas una materia, y al siguiente, se volvía a repetir lo mismo, ahondando sensiblemente en él.

Las carreras de ciencias por conocidos míos tenían las mismas carencias por mucho que pueda sorprender.

Tampoco faltaban los profesores que nos trataban como adolescentes en secundaria, "castigándonos" si no hacíamos nuestros deberes...

La verdad es que habiendo visto la forma de estudiar de algún país europeo, donde se primaba la investigación y el esfuerzo por sacar adelante proyectos nuevos, la universidad española quedaba bastante retrasada, no dejando de ser una prolongación del instituto.

Las carreras que se estudiaban entonces, no eran otra cosa que una acumulación de conocimiento teórico... La nula adecuación de estos planes de estudios a las necesidades reales del mercado laboral era patente en la mayoría de las carreras.

Lógicamente pensaba que con la implantación de los nuevos planes de estudios para adecuarnos a Europa la cosa habría mejorado considerablemente (la mayoría de las carreras ahora tienen una duración de 4 años).

Sin embargo, puedo asegurar que no ha mejorado mucho tanto en las carreras de humanidades como en las técnicas. En ambas, la ausencia de un número de prácticas adecuada para estar preparado hacia el mundo de la empresa es una realidad constatable. En muchas carreras se imparte aun más teoría en las horas de prácticas.

Al final, nos econtramos que las personas que tiene más experiencia práctica han realizado el esfuerzo de buscarse unas prácticas en una empresa compatibilizándolo durante el curso académico.

Los nuevos planes de estudios siguen sin adecuarse de forma correcta a la realidad empresarial que hay hoy en día.
Cada vez los universitarios, que ya provienen de una educación secundaria carente de un conocimiento consolidado, salen menos preparados para afrontar de forma satisfactoria su futuro profesional.

Es lamentable que para poderse especializar en algo de forma correcta se tenga que realizar un master o postgrado universitario que complemente de forma adecuda la formación media o superior.

En el resto de países europeos los planes de estudios están enfocados desde hace años a la realidad empresarial, aunque no por ello deberían revisarse. La fórmula perfecta, desgraciadamente, no existe.

Hoy en día hay que aprovechar la posibilidad de cursar un año académico en otro país (beca Erasmus) o comunidad autónoma de nuestro país (beca Sócrates) ya que nos permiten, sobretodo, si se hacen en el extranjero, acceder a un estudio universitario diferente.
(Eso si la beca se usa para estudiar... porque muchos son los que han aprovechado la beca Erasmus para pasar un año sabático en el extranjero...)

Solamente pido a las administraciones encargadas de esto que "se pongan las pilas" y que hagan las cosas correctas para que nuestros jóvenes universitarios salgan preparados de forma excelente para afrontar su futuro profesional con garantías.

Podemos cambiar los planes tantas veces como queramos, que si siguen ofrenciendo más de lo mismo, con las mismas carencias, no lograremos mejorar.

Lamentablemente no puedo ser positivo ya que las últimas reformas implantadas en los estudios previos a la universidad es inaceptable que cada vez se exija menos (es sorprendente que dejen pasar a un alumno en la ESO con bastantes asignaturas colgando del curso anterior). Por que digo yo
¿En qué beneficia eso al alumno? ¿Y al resto de la clase?

Por lo tanto mucho tienen que cambiar las cosas para poder ser competitivos con otros países desarrollados. Y hay países que apuestan fuerte por la educación y tienen unos jóvenes que dentro de poco estarán por delante de los españoles... ¿podemos permitirnos esto?

domingo, 16 de diciembre de 2007

WEB CORPORATIVA

Hace unos años, buscar empleo consistía en comprarse los diarios dominicales y mirar en las páginas de anuncios cualquier oferta interesante. Actualmente, las nuevas tecnologías nos permiten buscar empleo en Internet.

Hay infinidad de portales de empleo, pero a veces, no nos es suficiente con lo que allí encontramos y nos dedicamos a lanzar autocandidaturas con la esperanza de "llamar a la puerta" de una empresa que necesite de nuestros servicios. Se acabaron los tiempos de páginas amarillas o listados varios a los que teníamos acceso.

Estudios recientes mencionan que el primer sitio al que se acude a buscar empleo es a la página Web de las diferentes compañías de nuestro interés. En segundo lugar, encontramos los contactos personales de cada uno.

Curiosamente, por detrás, tenemos ya el Inem (que en otros países se usa bastante bien), los portales de empleo y los periódicos como las otras herramientas usadas para buscar empleo en caso de que nos fallen las anteriores. Lo mejor es complementar unas con otras ya que para hacer una búsqueda intensiva lo mejor es usar todas las herramientas posibles y no limitarse solo a una.

De todas formas resulta contradictorio que las personas que buscan empleo acudan de forma mayoritaria a buscarlo a las Webs de las empresas, ya que la mayoría de ellas es al área de recursos humanos de la misma a la que menos importancia le da en la página corporativa. Es más, muchas de ellas no tienen ni siquiera, un pequeño apartado dedicado al empleo; otras muchas ponen esta información en un sitio de complicado acceso dentro de su Web.

También he de decir que a veces uno se lleva grandes sorpresas porque hay empresas (aunque las menos) que tienen muy desarrollado en su Web un apartado destinado a los recursos humanos en la que tienen toda la información actualizada y accesible. Incluso te permiten estar al día con las ofertas que pueden publicar.

Por eso, muchas veces, personas interesadas en enviar su candidatura a una empresa determinada se ven obligadas a enviar la misma a la dirección de correo electrónico de otros departamentos (normalmente info@...) sin tener la certeza de que llegue a los interesados.

No olvidemos que, aquellas empresas de cualquier tamaño que tengan una página corporativa competitiva sin tener área dedicada al empleo, dicen mucho de ellas. Quiero decir que demuestran la importancia que dan a los recursos humanos que son uno de los pilares fundamentales de todas las compañías.

Si su empresa no tiene un apartado en la Web dedicado a recursos humanos, no espere más y póngase manos a la obra, destinando una partida presupuestaria para ello, que le va a traer más beneficios que gastos.

Hoy en día, la página Web de una compañía es el espejo de ella misma; nos dice muchas cosas positivas y negativas de ella.

En España es muy habitual que la gran mayoría de las empresas no tengan desarrollado un apartado destinado al empleo de forma adecuada en su Web. Si queremos ser competitivos tenemos que adaptarnos a los nuevos hábitos de los recursos que tarde o temprano necesitaremos.

sábado, 15 de diciembre de 2007

MARKETING EMPRESARIAL

Aunque a mucha gente le pueda parecer mentira que la captación de recursos de una organización está directamente relacionado con el marketing que haga de si misma.

Muchas veces, una buena campaña publicitaria da una imagen a la gente de la mejor en su sector.
Incluso, dependiendo de la efectividad de la misma, conseguirá que la conozca mucha más gente que hablará y comentará sobre ella, algo que es vital en nuestros días para que una empresa se desarrolle.

En muchos sectores profesionales hoy en día hay una competencia enorme a la hora de incorporar nuevos recursos.

Por lo tanto, las empresas tienen que hacer lo imposible para que se les conozca (sean grandes, medianas o pequeñas); todas ellas tendrán que hacer un esfuerzo por destinar parte de su presupuesto a campañas efectivas de marketing y así vender su imagen.

He comprobado que una buena forma de saber si una compañía es conocida es preguntar, durante un proceso de selección, a todos los candidatos si la conocían antes de inscribirse a la oferta. Si las respuestas mayoritarias son afirmativas, el marketing se ha hecho de forma adecuada.


Si por el contrario la mayoría de respuestas son negativas, nos estarán afirmando que nuestro marketing no es bueno y habrá que cambiarlo. Esto se tiene que ver como una oportunidad para remontar el vuelo, por lo tanto la empresa, se tendrá que plantear una estrategia de marketing para conseguir darnos a conocer. Antes de se tendrá que formular una pregunta crucial:

¿Quién nos interesa que nos conozca?

Una vez que tengamos clara la respuesta tendremos que enfocar las acciones de marketing de la forma adecuada para captar la atención de ese sector.

De todas formas, tampoco nos engañemos. El marketing no es algo que se desarrolla fuera de la empresa.
Igual de importante es el marketing interno que debemos de hacer entre los integrantes de nuestra compañía de la misma. No olvidemos que ellos son un elemento clave para darnos a conocer en su círculo.

Pongo un ejemplo: si queremos incorporar nuevos recursos a nuestra compañía, nuestros compañeros nos pueden ayudar, ya que si nuestros empleados nos consideran una empresa buena para trabajar van a animar a su entorno a que nos envíen su candidatura. Si por el contrario, nuestra empresa no ha desarrollado el marketing interno, veremos que nuestra empresa no está "explotando" la imagen al máximo.

La dirección de las empresas tiene que ser consciente de lo importante que es que nos conozcan en el exterior (sea cual sea el medio para conseguirlo) para avanzar de forma positiva en todos los aspectos relacionados con la misma.

No olvidemos, que las empresas, al fin y al cabo, son también un producto, al cual hay que promocionar y dar a conocer. Si queremos que se conozcan nuestros "productos internos", antes de nada, hay que dar a conocer a quien los produce.

jueves, 13 de diciembre de 2007

CAMBIO GENERACIONAL

A lo largo de las ultimas décadas se han producido importantes cambios en nuestra sociedad. A nivel de ejemplo, no podemos comparar las construcciones o los prototipos de vehículos de hace 20 años con los de hoy en día; son grandes las diferencias entre aquellos y los actuales.

A mediados de los 70 del siglo pasado se produjeron en nuestro país importantes cambios que han ido influyendo en la visión del mundo, incluso a nivel empresarial y de los valores a tener en cuenta por las nuevas generaciones hacia el empleo.

Es significativo que a finales de la década de los 70 España era uno de los países con mayor índice de natalidad de Europa y a día de hoy somos uno de los países con la tasa de natalidad más baja del mundo; esto conlleva un envejecimiento de la población que esta generando un cambio brutal en el mercado laboral.

Debido a esto, cada año hay menos demanda de estudios universitarios; en gran parte porque cada día hay menos volumen de jóvenes.

Hace aproximadamente 20 años en el mercado había más demanda de empleo que oferta, sin embargo, a día de hoy nos encontramos sectores profesionales donde hay más oferta que demanda;
esto, lógicamente, coloca en el papel de Goliath a los nuevos demandantes de empleo que pueden exigir y jugar con las empresas interesadas en incorporarles.

No olvidemos que hace 10 o 15 años era impensable que las empresas fuesen a buscar a los jóvenes a las universidades; tenían que ser ellos los que se molestasen en solicitar empleo a las diferentes empresas. Hoy en día, son las empresas las que tienen que ir a buscar a los jóvenes, entre otras, a las universidades para conseguir reclutar.

Esto ha generado un cambio en los hábitos de estas nuevas generaciones, ya que están acostumbrados a que les surjan los oportunidades profesionales sin poner nada de esfuerzo por su parte, que conlleva que cada vez estén menos dispuestos a involucrarse al 100% en una organización.

Los profesionales que actualmente están cercanos a los 40 años por el contrario saben lo duro que es llegar a donde están hoy, porque han tenido que demostrar muchas cosas desde que salieron de la universidad.

No ayudan tampoco las nuevas herramientas para el empleo como los famosos portales de empleo (infojobs, infoempleo, aragonempleo, etc.) ya que esto hace que hoy en día todos los profesionales estemos activos en el mercado, estemos en búsqueda o no, debido, a que las empresas que buscan incorporar nuevos talentos pueden acceder a tus datos y hacerte llegar ofertas que finalmente sean demasiado tentadoras para rechazarlas a pesar de estar contento en tu trabajo actual.

A esto hay que añadir la comodidad de los jóvenes, y no tan jóvenes, de continuar viviendo con sus padres indefinidamente, ya que no se encuentran en la necesidad de buscarse la vida y esto genera que no perciban lo duro que es ganarse la vida por uno mismo.

La gente de hoy en día no se compromete con ninguna organización y es muy complicado inculcarles esos valores de antaño (compromiso, sacrificio, dedicación, capacidad para trabajar a presión, etc.).

Esto desgraciadamente no va a mejorar, es más, los expertos vaticinan que en los próximos años se va a agravar más aun esta situación de escasez de recursos sobre todo para puestos de alta cualificación.

Los empresarios tienen que ingeniárselas cada vez más asesorados por sus departamentos de recursos humanos
para conseguir retener al talento de su empresa teniendo que estar presionada por las peticiones desmedidas de sus profesionales.

Esto se tiene que plantear con políticas bien desarrolladas a nivel de costes, que llevaran al éxito nuestra organización.

Estaremos perdidos si no tenemos una estrategia clara al respecto y simplemente vamos parcheando sobre la marcha, ya que tarde o temprano las cosas sin planificación fallan estrepitosamente.


Me gustaría conocer como están afectando estos cambios en vuestras organizaciones. Animaos a escribir.

¿TIENE ZARAGOZA SUFICIENTES CARRERAS?

Esta semana, Heraldo de Aragón anunciaba que para el curso académico 2008/2009 los estudiantes aragoneses podrán optar a cursar nuevas carreras universitarias sin necesidad de tener que trasladarse a otras provincias como hasta ahora.

Concretamente son las carreras de Psicología, Arquitectura, Periodismo y Ciencias Ambientales.

El motivo principal que aduce la Universidad de Zaragoza para implantarlas es que, así, podrá retener a ese 25% de estudiantes que hasta ahora se veían obligados a trasladarse a otras ciudades si querían realizar una de esas carreras. También comentan, que para llegar a tomar esta decisión se ha tenido en cuenta, además, la demanda laboral, la oferta ya existente en Aragón y las necesidades de la Comunidad entre otros aspectos.

Personalmente opino que tienen mucha "cara" de colgarse esta medalla a estas alturas. No olvidemos que Zaragoza es la 5ª ciudad de España en habitantes y por ello debería de tener implantadas estas carreras y otras inexistentes hace muchos años, tal y como la comunidad universitaria ha demandado durante muchos años.

En cierto modo, es contradictorio que las implanten ahora, cuando cada año hay menos demanda de estudios universitarios por parte de los jóvenes españoles, motivado, en gran parte, por la disminución de la natalidad iniciada a principios de los años 80.

Hace años, cuando la demanda universitaria era mucho más alta, había un porcentaje superior al 25% de estudiantes aragoneses, que tenían que cambiar de ciudad de residencia para cursar estas carreras; eso si tenían la suerte de poder optar a beca o de contar con ingresos suficientes para trasladarse. Si no, se tenía que optar por otras carreras afines a esas que estuviesen en el campus universitario de Zaragoza.

Por lo tanto no pretendamos alabar una decisión que tendría que estar tomada hace años; cierto es lo que se dice en estos casos: más vale tarde que nunca. Sin embargo, soy algo escéptico, ya que en los últimos años se ha oído esto muchas veces y de momento no ha sido más que ruido.

Confiemos en que finalmente podamos conseguir avanzar en variedad de carreras universitarias en nuestro campus universitario, y esos aragoneses que tenían que desplazarse, por fin, se puedan quedar en nuestra tierra y obtener una cualificación en estas nuevas áreas.

martes, 11 de diciembre de 2007

INTERFERENCIAS RECEPTOR/EMISOR

Todos, en más de una ocasión, al mantener una comunicación con uno o más interlocutores hemos tenido problemas para recibir o transmitir el mensaje de forma adecuada.

Cuando se producen las temidas y habituales interferencias entre el emisor y el receptor de mensaje hay que analizar las causas que han motivado esa falta de sincronización entre ambas partes.

Lo peor de todo es que, normalmente, cuando emitimos un mensaje a otras personas no perdemos tiempo en ver si han comprendido el significado real del mismo, produciéndose, por ello, una gran pérdida de tiempo que se traduce, en términos profesionales, en perdidas cuantiosas.

Los errores en unas ocasiones pueden partir del que emite el mensaje, ya que antes de lanzar el mismo, nos tenemos que preocupar de 1) estudiar minuciosamente a quien va dirigido para adaptar el mensaje a ese público (ya que el lenguaje a usar puede ser diferente en función de los receptores, es decir, lenguaje coloquial, técnico, etc.) y 2)tener claro el mensaje a transmitir, ya que tenemos que ser claros y concisos; si mezclamos temas, las personas a las que va dirigido, van a perderse.

Por otro lado, tenemos que cerciorarnos de que las personas han recibido y comprendido de forma correcta el mensaje que les queríamos hacer llegar.

Otras veces el error puede partir del receptor; en la actualidad vivimos en una sociedad en la que no tenemos tiempo para nada y por ello muchas veces cuando recibimos un mensaje que tiene más de dos párrafos lo leemos por encima sin darnos cuenta de que eso es gran error; así, podemos recibir un mensaje equivocado por no dedicarle la atención adecuada.

Esto suele demostrar una falta de organización, ya que para leer nuestros mensajes de forma incorrecta es preferible posponer su lectura para otro momento en el que le podamos prestar la atención que requiere.

Es crucial en el mundo laboral prestar atención a nuestras comunicaciones, tanto cuando actuemos como receptores o como emisores, ya que para aprovechar nuestro tiempo laboral, ser plenamente productivos y no provocar errores evitables, hay que ser consciente de la importancia que tiene la coordinación en las comunicaciones con otras personas.

También hay que indicar que si nuestra parte la hicimos de forma correcta y el error estuvo en el otro interlocutor, se lo tendríamos que hacer ver, suponiendo que tuviéramos la suficiente confianza, y así pudiera corregir esos errores en los cuales ni siquiera había caído.

Para darte cuenta de la importancia de una comunicación efectiva, reflexiona de forma individual y piensa en la última vez que tuviste una interferencia en algún mensaje en el que actuabas como emisor o receptor. Plantéate las siguientes preguntas:

Como emisor:

¿Analizaste a qué personas te querías dirigir? ¿Concretaste el mensaje a enviar?

Como receptor:

¿Dedicaste el tiempo necesario para comprenderlo?

Ahora, el hacer las cosas de forma adecuada, está en tus manos.

domingo, 9 de diciembre de 2007

GESTIÓN DE LOS RECURSOS HUMANOS

Lo que va a diferenciar a una organización de otra es saber gestionar de forma adecuada los recursos humanos que nos integran.

Deberíamos tener un equipo humano dedicado a la gestión de la totalidad de las personas que conforman una empresa. Eso nos va a ayudar a saber detectar aquellas carencias o errores en alguno de tus recursos que nos va a permitir poder buscarle una solución rápida y efectiva.

Los integrantes de los departamentos de recursos humanos somos los encargados de gestionar a las personas, que son la esencia de toda organización, sin las cuales, ésta está abocada a la ruina. Por lo tanto, vamos a marcar la diferencia según como gestionemos a esos recursos y de la forma que sepamos dar solución a los problemas que pueden generar en diferentes momentos.

En muchas empresas hay una excesiva pérdida de costes originados por la duplicidad de esfuerzos, es decir, que varios departamentos se estén dedicando a las mismas tareas o funciones sin razón alguna por una mala gestión u organización de sus recursos la hora de la distribución de tareas.

Una de las labores fundamentales para los departamentos de recursos humanos es estar encargados de saber qué hace cada departamento dentro de su organización, a parte de tener de forma detallada las actividades específicas que desempeña cada trabajador dentro de su grupo de trabajo.

Recursos humanos se tiene que preocupar de obtener esa información; está claro que ellos, por si solos, no la pueden obtener. Por esta razón, tienen que pedir esa información concreta a los mandos intermedios de cada área, solicitando su colaboración.

Esto nos va a permitir analizar esta información para compararlo con los resultados de productividad obtenidos por cada área y trabajador. Así, podremos obtener conclusiones sobre aquellas cosas a mejorar a nivel de la gestión de personas, es decir, va a permitir ver en que áreas sobran o faltan recursos, determinar de que forma se reestructuran los recursos de una compañía, etc.

Además una vez que tenemos el informe objetivo sobre como están gestionados los recursos humanos en una empresa tenemos que tomar decisiones adecuadas que nos ayuden a encontrarle un solución satisfactoria para todos. No siempre todo el mundo va a estar de acuerdo en que se le quite un recurso. Es más, por lo general, cada departamento demanda más ayuda. Pero aquí es donde nosotros, desde el departamento de recursos humanos, tenemos que justificar nuestras acciones, siempre siguiendo los resultados obtenidos del examen de cada área.

Hay que saber dosificar los esfuerzos de los diferentes trabajadores ya que tenemos que preocuparnos de que se dedican a lo más importante en cada momento, eso nos va a llevar a conseguir unos buenos resultados a todos los niveles.

DAR EJEMPLO Y PONERSE EN EL LUGAR DEL OTRO

Desde un principio hemos necesitado de la ayuda de otras personas para poder cumplir nuestros objetivos, bien sea a nivel profesional o personal.

También hay que saber que, antes de pedir nada a nadie, tenemos que estar dispuestos a hacer algo por los demás. No podemos exigir a nadie que nos ayude si jamás nos planteamos poder prestar nuestra ayuda a los demás.

Por lo tanto, el primero que tienes que dar ejemplo a los demás eres tú mismo.

Centrándonos más en el ámbito profesional es muy fácil exigir a las personas de nuestro entorno el cumplimiento de determinadas normas o procedimientos; sin embargo, de nada va a servir si tú mismo te las "saltas a la torera". No olvides que las personas de tu alrededor tienen que ver ese hábito en ti también para sentirse vinculados a hacer lo mismo.

Muchas veces criticamos actitudes o comportamientos del resto de compañeros de forma trivial sin parar a pensar porqué actúan así o qué motivo les puede llevar a semejante comportamiento que nos resulta tan especial.

Así que, antes de criticar, plantéate como estarías tú en esa misma situación en la que se encuentra tu compañera/o de trabajo. Hay que ponerse en el lugar de los demás si queremos comprendenderles.

Por lo tanto, me gustaría que te hicieses estas dos preguntas:

¿Eres un ejemplo a seguir en aquello que exiges a los demás?

¿Te pones en el lugar de prójimo antes de juzgarle?

Si las respondes de forma objetiva te ayudaran a entender muchas cosas que hasta ahora no comprendías por falta de visión.

jueves, 6 de diciembre de 2007

PRODUCTIVIDAD

Resulta paradójico que España sea uno de los países europeos que más días festivos tenga en el calendario laboral (concretamente somos el 5º país). Por otro lado, somos los españoles, a nivel de Europa, los que más tiempo pasamos en el trabajo; eso sí, el que estemos más tiempo no quiere decir que produzcamos más, ya que en eso estamos a la cola. Los estudios apuntan a que muchos de los trabajadores en otros países comunitarios dedican menos horas al trabajo consiguiendo mejores resultados a nivel de la productividad durante el desempeño de sus funciones.

Quiero decir con esto, que hay que diferenciar entre trabajar y estar en el trabajo, ya que algún trabajador puede estar en su puesto 11 horas al día y ser productivo solo una pequeña parte de todas ellas. Es preferible que sea productivo todo el tiempo que está en su puesto sin controlar tanto el tema de los horarios. Para ello, es adecuado incluir flexibilidad en las jornadas laborales, para que los trabajadores puedan conciliar mejor la vida familiar con la profesional.

No por más tiempo invertido en el trabajo, los resultados obtenidos van a ser mejores; el éxito está en conseguir que todos nuestros trabajadores sean productivos en el tiempo que dediquen al mismo y nos den resultados de calidad.

Yo, hace tiempo, hice la prueba controlando a dos trabajadores que hacían las mismas funciones, uno estaba sus 7 horas de trabajo y el otro trabajaba todos los días 10 horas (se quedaba sin pedírselo 3 horas más); a nivel de productividad el que hacía su horario sin quedarse más tiempo rendía el doble que el que se quedaba todos los días 3 horas más.

En España hay muchos trabajadores que invierten gran parte de su esfuerzo en perder el tiempo en su puesto de trabajo, haciendo caer con sus acciones a su empresa, debido al coste que le supone mantener a estas personas que a nivel de productividad en su trabajo están bajo cero.

Por lo tanto, los directores de las empresas se tienen que concienciar que el esfuerzo y la valía no tienen que ir para nada unidos con el tiempo que una persona pasa en su trabajo.

Se tiene que controlar mucho más que los trabajadores que tenemos en una organización cualquiera que sea el puesto que ocupen rinde de forma adecuada y hacernos ver que tenerlos nos supone más beneficio que coste. Tener trabajadores de cualquier nivel perdiendo el tiempo es intolerable ya que supone una falta de respeto al resto de sus compañeros.

Por lo tanto, demos un paso hacia delante y dejemos atrás ese tópico de la cultura española “uno trabajando y cinco mirando” que desgraciadamente es más cotidiano de lo que nos gustaría en muchas empresas.

Avanzar supone tener que replantearse muchos hábitos profesionales que, porque se hagan desde siempre, no quiere decir que sean buenos, así que, sin ningun tipo de duda, hay que ponerse manos a la obra para lograr una productividad plena.

ENCONTRAR LA DIFERENCIA

Hoy en día la clave de las organizaciones son las personas que forman parte de ellas, por lo tanto tenemos que saber detectar a los que tienen más talento e inquietudes distintas a los de la mayoría de los miembros de una organización.

Es decir, hay que saber detectar a esas "personas diferentes" que existen en todas las organizaciones y que muchas veces nos pasan desapercibidas hasta que ya es demasiado tarde.

Con "diferente" me refiero a personas con talento, ganas e iniciativa de desarrollarse en el mundo profesional que les apasiona. Profesionales que se involucran, se esfuerzan desde el primer día para conseguir el éxito de su empresa y el suyo personal por formar parte de ello.



En la sociedad española, los profesionales tendemos a compararnos con el prójimo que esta en la misma posición que nosotros o que entró al mismo tiempo. Todos no somos iguales y no todas las personas que estén en el mismo puesto dentro de una organización tienen que estar en condiciones de igualdad siempre que haya una razón que lo justifique. Y no son pocos, que en un ataque de "porterismo", nos llegan a recursos humanos diciéndonos que fulanito o menganita cobra más que yo y está en la misma posición.

Antes de comenzar a quejarse hay que plantearse una pregunta
¿que ha hecho el otro que no hayas hecho tú para estar en mejores condiciones?

Hay que contestar a la pregunta siendo autocríticos (que en este país, nos cuesta bastante) y analizándolo de forma pormenorizada para llegar a las conclusiones que nos harán ver la realidad, por muy dura que nos resulte.

Otra cosa es que, después de analizadas las razones, encuentres que son motivos subjetivos y que esas otras personas se encuentran en mejores condiciones por condicionantes de saberse relacionar con las personas con peso especifico de la organización.

Si te encuentras en la situación en la que a pesar de esforzarte en tu trabajo diario, conseguir los objetivos marcados y preocuparte por el bien de tu empresa, no se te valora,
tendrás que replantearte tu futuro.

No todas las personas marcan la diferencia; el problema es que hay muchos que se creen que son lo que en realidad nunca llegaran a ser por sus propios meritos.

También me gustaría comentar que hay que cuidar a todos los profesionales; sin embargo, hay que hacerlo de forma más personalizada con los que son capaces de marcar la diferencia.

Siempre que se va un trabajador hay que plantearse las causas que han motivado esto; no olvidemos que no es los mismo que se nos vayan los trabajadores que marcan la diferencia que los trabajadores mediocres (sin desmerecer a estos por supuesto).
Reemplazar a un trabajador de los primeros es bastante complicado; a los segundos es mucho más factible porque abundan en el mercado.

Las diferencias entre unos y otros profesionales existen y tenemos que saber detectarlas a tiempo. Posteriormente una vez que hemos dado con estos profesionales tenemos que saber darles lo que necesitan y cuidarlos de forma especial.

La diferencia es necesaria y adecuada siempre que sepamos tratarlas de forma correcta.

domingo, 2 de diciembre de 2007

COORDINACIÓN Y ORGANIZACIÓN

Perseguidos por las prisas y la falta de tiempo es muy importante organizarnos la agenda diaria muy bien y coordinarnos adecuadamente con las personas con las cuales nos relacionamos en los diferentes ámbitos para conseguir llevar a buen puerto nuestras acciones.

Estaréis conmigo que a muchos profesionales les falta por un lado coordinarse o sincronizarse de forma correcta con el resto de compañeros o departamentos para conseguir llevar a buen puerto aquellos asuntos que no dependen de uno solo y que para que salgan adelante es necesaria la colaboración de todos los actores profesionales.

No hay que olvidar que todos los miembros de una organización debemos de perseguir lo mismo, que no es otra cosa que la prosperidad de la empresa a la que representamos ya que ellos va a ser muy beneficioso para todos.

Por lo tanto, es vital dejar a un lado las diferencias personales y buscarles una solución que nos ayude a avanzar unidos; al fin y al cabo, todos estamos en el mismo barco, aunque nos pueda parecer mentira.


También es en la organización de nuestro trabajo donde tenemos que saber sacar partido a nuestro tiempo y eso solo se consigue con un orden lógico.

Hay que ir cerrando temas, ya que sino tenemos mil cosas empezadas y ninguna acabada. Hay que ser rigurosos a la hora de calcular el tiempo destinado a cada tarea dentro de un margen de error previsible. Por otro lado, es necesario dejarse un tiempo diario para leer y contestar al correo electrónico y realizar llamadas telefónicas.

Está claro que en nuestro día a día nos van a surgir nuevas tareas imprevistas; también es necesario no dejarlas de lado, sin embargo tenemos que saber catalogar su importancia, para poder también atender a las tareas previstas para ese día.

Al tener que ser rigurosos con nuestro tiempo tendremos que saber educar a nuestros compañeros para que respeten los tiempos previstos para las tareas en grupo y para que hagan las consultas pertinentes en el momento previsto para ello, a no ser que sea algo de suma urgencia.

Para conseguir prosperar en nuestra empresa es fundamental nuestro talento, aunque también necesitamos coordinarnos y organizarnos de forma excelente, ya que sin estos últimos, por mucho talento que corra por nuestras venas, no llegaremos a ninguna parte.

miércoles, 28 de noviembre de 2007

FUNCIONARIOS

España es, todavía, un país en el que miles de personas aspiran a una de las plazas que se convocan por el Estado, Comunidades Autónomas o Ayuntamientos para aspirar a conseguir una plaza de funcionario de cualquier grupo (A, B, C, etc.). Esto supone cumplir unos requisitos académicos y profesionales mínimos, en función de la plaza a la que se quiera optar.

Tras meses de preparación, se llevan a cabo las correspondientes pruebas eliminatorias ("oposiciones") que pueden ser de todo tipo (test psicotécnicos, examen escrito, examen oral, casos prácticos, etc.) para determinar quiénes son las personas que van superando todas las pruebas con mejor calificación y que finalmente serán los que consigan ser funcionarios.

No olvidemos que obtener una plaza de funcionario es un "chollo". El horario suele ser de lunes a viernes de 8 a 15, aunque algunas instituciones ya apuntan a "alguna tarde" para trabajar; el salario con sus correspondientes complementos (antigüedad, etc.) tampoco es nada despreciable; las innumerables vacaciones (según el organismo tienen vacaciones anuales, días de asuntos propios y moscosos, trienios... según quienes, parecen estar siempre de vacaciones; y algo muy importante es que se puede ir subiendo en el escalafón a través de la promoción interna correspondiente.

Hasta aquí totalmente de acuerdo, si queremos tener ese tipo de vida con sus correspondientes beneficios,
ya sabes: a prepararte a conciencia y tarde o temprano si tienes la suficiente paciencia y constancia, las sacaras, sin olvidar la correspondiente dosis de suerte necesaria.

Con lo que discrepo totalmente es con la mentalidad con que desempeñan su trabajo bastantes funcionarios que desacreditan a los que realmente desempeñan bien su trabajo e incentivan la mala fama que lleva la función publica es nuestro país.

Lo que no tiene sentido es que, como se han sacado un plaza, da igual que trabajen o que no, se les mantiene en la plaza, hagan o no hagan bien su trabajo; "muy gorda" la tienen que hacer para que se vayan a la calle.


Está claro, que debería de haber más control y aquellos funcionarios que se dedican a vaguear y a perder el tiempo durante su jornada laboral sino cambian de actitud se tendrían que ir a la calle. Es intolerable que no haya controles rigurosos para cerciorarse que, los trabajadores con plaza de funcionario, desempeñan de forma adecuada su trabajo. Al fin y al cabo, no se les paga por acudir al puesto, sino para efectuar unas labores de forma adecuada. Su salario es a costa del dinero que generamos todos los españoles que no es otro que el de las arcas del estado.

Esto se solucionaba rápido implantando en la función publica periodos de prueba para demostrar que se tiene valía para desempeñar el puesto, ya que el hecho de pasar una pruebas eliminatorias no es más que un requisito para acceder a la plaza, sin embargo, posteriormente hay que demostrar en el desempeño del mismo que se tiene valía, interés, etc.

Por otro, hay que instaurar sistemas objetivos de evaluación del rendimiento y del desempeño que reconozcan/premien a los funcionarios que se esfuerzan en su trabajo y por otro lado penalicen/degraden a aquellos funcionarios que lo hacen de forma inadecuada.

A día de hoy, se esta pagando lo mismo a los funcionarios que se esfuerzan como a aquellos que van al trabajo "a pasar el rato" sin intención de "pegar un palo al agua". El sistema tendría que poder identificar, medir a estos funcionarios que no funcionan y darles el pasaporte para irse a la calle, porque son recursos improductivos que generan un coste enorme a las arcas de estado español y no reportan beneficio de ningún tipo.

Obviamente hay excelentes profesionales ejerciendo un puesto de funcionario sin embargo esta minoría que quieren vivir a costa del estado fomenta que se generalice una imagen lamentable del funcionario español en la sociedad.

Pido que nuestro gobernantes se pongan manos a la obra para implantar un sistema que solucione las injusticias imperantes en la función publica, no están difícil, simplemente hay que querer hacerlo. Esta claro que muchos funcionarios incompetentes protestaran el día que pase esto ya que nos les conviene un control riguroso porque se les acabaría el cuento. Pero tiene que hacerse. Europa nos exigirá reducir el gasto público. Las administraciones públicas están, bajo mi punto de vista, saturadas de personal que podría recortarse.

Si esto no pasa habrá que plantearse la privatización de la función publica, pese a quien pese.

martes, 27 de noviembre de 2007

MEZCLAR PERFILES

Cada vez es más habitual encontrarse con ofertas para buscar un perfil doble o incluso triple que lo englobe un único candidato a seleccionar.

No tiene sentido debido a que hoy en día hay que tender a buscar la especialización del candidato a seleccionar. Esta claro que una persona seleccionada para un determinado puesto de trabajo tiene que ser polivalente, capaz de amoldarse a diferentes tareas y estar abierto a experimentar/aprender nuevas labores relacionadas con su puesto.

Sin embargo alguna empresas por ahorrarse a nivel de costes crear un puesto de trabajo para cada área o departamento, saca dos perfiles en uno, como por ejemplo buscar un Responsable del departamento de Finanzas y calidad; esto no tiene coherencia porque son unos departamentos muy diferentes.

Tenemos que darnos cuenta que es imposible encontrar un persona adecuada para un puesto de dos áreas sin relación. Tengamos claro que una persona no se puede especializar en todas las áreas de una empresa.

Lo recomendado para tener éxito en nuestra carrera profesional es ir enfocando nuestro perfil hacia un área o tipo de puesto concreto, y así encontrar a alguien experto en esa rama laboral. Eso no quita para que podamos tener inquietud por seguir aprendiendo tareas relacionadas con otros departamentos ya que el tener ganas de seguir formándonos es muy positivo.

Los integrantes de una organización que solicitan un perfil determinado al departamento de recursos humanos para que lo busque, tienen que tener claro, que debe de cumplir unos requisitos de coherencia interna, además de ser específico y adecuado a la realidad existente. En caso contrario deberíamos ser exigentes y no aprobar esa necesidad de personal hasta que no se rehaga en base a los parámetros marcados.

Cuando se plantean este tipo de medidas para ahorrar costes a nivel de recursos humanos en una organización hay que hacerlo con un adecuado estudio de viabilidad que nos demuestre que tiene sentido, de lo contrario, nos supondrá un coste mucho más alto por la perdida de tiempo y de mal definición de los perfiles que hará tener que volver a rehacer los mismos.

Hay que tener claro lo que se busca y saber definir de forma satisfactoria el perfil del puesto o puestos a cubrir sin desviarnos de la realidad necesaria o de lo contrario estamos destinados a tener un fracaso en la labor fundamental de ajustarse a las necesidades reales de nuestra organización sin perder de vista el sentido común necesario para abordar nuestro trabajo diario.

Hagamos caso al sabio refranero español: El que mucho abarca, poco aprieta.

domingo, 25 de noviembre de 2007

CAMBIOS Y PAUSAS EN LA CARRERA PROFESIONAL

Actualmente, todo va más deprisa de lo que nos gustaría. Es habitual ver constantes cambios en todos los aspectos de la vida profesional de nuestro entorno más cercano.

El avance y el desarrollo de la sociedad han traído cambios en las necesidades e inquietudes de los trabajadores. A la vez que hoy en día hay muchas más empresas a las que poder acudir en busca de una oportunidad.

Despidiendo a una buena amiga que cambia de aires por motivos profesionales, comentábamos que a veces los cambios son necesarios para avanzar en nuestro desarrollo profesional. Ella, dentro de la misma compañía, asciende a un puesto de mayor responsabilidad, diferente a los desempeñados hasta ahora, que le obliga a tener que cambiar de ciudad de residencia.

Era lo que necesitaba, aunque a la vez, está con muchas dudas, pensando si habrá acertado, porque lo desconocido nos genera incertidumbre. Sin embargo, llegamos a la conclusión de que el crecimiento conlleva riesgo.

Mucho animo María, estoy seguro que te va a ir fenomenal, porque las oportunidades solo pasan una vez y para conseguir el éxito hay que intentarlo.
Nos podemos arrepentir de lo que no hicimos por miedo pero no de lo que hicimos para intentar triunfar a nivel profesional.

También, nos podemos encontrar el caso contrario, de profesionales que están totalmente desmotivados con su trayectoria profesional, que no consiguen ver una salida al pozo en el cual han entrado en su trabajo. Están tan "quemados" que la vuelta atrás se les hace imposible.
No pueden avanzar porque no pueden pensar con claridad debido al stress acumulado.

En estas situaciones, siempre que todos los factores nos lo permitan, lo mejor es tomarse un respiro en la carrera profesional,
haciendo una pausa para poder aclararse de qué queremos o podemos hacer con nuestra vida laboral.

Lo parones por propia iniciativa no son negativos, ya que antes de nada hay que escucharse a uno mismo, para saber que es lo que nos conviene, en función de nuestro estado.

A las personas que se puedan encontrar en esta situación, les recomiendo mucho ánimo y valentía, para afrontar la situación de la forma que les permita avanzar. El paréntesis les va a permitir recapacitar, pensar y descansar, para retomar posteriormente su futuro con mucha más energía.

sábado, 24 de noviembre de 2007

CONFIDENCIALIDAD

Hay muchas profesiones que requieren gran dosis de confidencialidad y discreción por parte de las personas que se dedican a ellas. Y la nuestra es una de ellas.

La ley de protección de datos obliga a tratar y proteger de forma muy rigurosa a todas las empresas, los datos personales de sus empleados, clientes, etc. Por suerte, los ciudadanos en la actualidad conocemos nuestros derechos al respecto y podemos usar diferentes vías para hacerlo cumplir, a aquellas organizaciones poco acostumbradas a realizarlo.
A éstas, con suerte, se les sancionará y les hará recapacitar antes de volver a no proteger de forma adecuada los datos personales ajenos que obren en su poder.

De todas formas este no es el tema principal de mi artículo, ya que en otra ocasión ya entraré a tratar de lleno las diferentes leyes que nos amparan al respecto.

El tema principal, es que por mucha legislación que nos ampare/obligue al tratamiento, manejo y protección de forma adecuada, de los datos ajenos que son confidenciales, de poco sirve, si las personas que tienen que hacerlo cumplir de forma rigurosa (que no son otros que los trabajadores que tratan con esos datos por su profesión) no lo hacen, por darle poca importancia o porque no se paran a pensarlo.

Tendría que haber mucho más control por parte de las autoridades para exigir el cumplimiento de toda esta normativa no solo a las organizaciones (cosa que ya se hace) sino también que obligasen a las empresas a controlar y exigir a sus empleados ese mismo rigor a la hora de hacer los trabajos que conlleven manipulación de información confidencial.

A nivel de profesiones en las cuales se trata con datos e información confidencial, somos los trabajadores del área de recursos humanos que debemos tener presente dicha protección, debido a que tenemos acceso, por motivos laborales, a datos que tienen que permanecer guardados y que, por supuesto, no pueden ser comentados con otros compañeros de la empresa, me refiero a datos personales de todos los trabajadores (fechas nacimiento, dirección particular, etc.), remuneración de la plantilla, evaluaciones, informes personales, etc.


Es bastante común que compañeros de tu empresa, de forma muy sutil, te intentarán sonsacar información de este tipo; está claro que los buenos profesionales tienen que evitar entrar en ese juego peligroso que les puede causar muchos problemas. Antes de nada hay que platearse que este tipo de información solamente tiene que ser facilitada a las personas que cuenten con la oportuna autorización o que por motivos estrictamente profesional la necesiten, controlando en todo momento que hacen con ellos. Y la dirección tiene que marcar claramente quien puede ver qué datos.

Por otro lado debemos evitar generar cotilleos innecesarios antes de la comunicación oficial, por lo tanto aquella información que puedas conocer por tu cargo, no la debes comentar a ningún compañero por mucha confianza que nos genere, debido a que de esta forma hemos puesto en marcha la maquinaria que inevitablemente va a hacer conocer esa noticia a personas de la organización antes de que sea oficial.

Tenemos que ser muy discretos a la hora de tratar la información habitual de nuestro trabajo.
No se da una imagen profesional cuando esta información pasa a rumor por parte de alguno de los departamentos que tiene que ser discretos no solo en la teoría sino también en la práctica (recursos humanos, mandos intermedios, dirección).

Aquello que a nivel profesional que no se debe de filtrar no hay que contarlo a nadie por mucha confianza que puedas tener con el y mucho menos ponerle en cantar lanzando indirectas que generen curiosidad sobre cosas que pasaban desapercibidas hasta que abriste la boca.

Pido extremo rigor a los profesionales de los recursos humanos para que hagan su trabajo en este apartado de forma correcta, ya que es nuestra obligación proteger la confidencialidad de aquellos datos e información a la que tenemos acceso por nuestro cargo y por la confianza que se ha depositado en nosotros. Y también deberíamos hacer un llamamiento a los mandos intermedios que, por lo general, tienen un menor grado de "protección" de datos.

¿CARNE O PESCADO?

Para estas fechas en todas las organizaciones ya se empieza a percibir el ambiente prenavideño que llegara a su colofón con la celebración de la correspondiente cena navideña corporativa, como tiene que ser.

Por lo tanto, con este título tan culinario, ya habréis podido adivinar de que voy a tratar en la siguientes líneas; espero no abriros demasiado el apetito.

Me voy a centrar en la organización de este acto tan arraigado en la cultura española en las últimas décadas.

En todas las organizaciones surgen las mismas preguntas a la hora de tener que organizar esta reunión corporativa: ¿Quién organiza la cena? ¿Dónde cenar? ¿Qué menú elegir? ¿Fecha para el evento?

Os puedo asegurar que a nadie le apetece organizar la cena, sobre todo, cuando ya se comienza a ser un grupo numeroso de personas.

Se van pasando el "gordo navideño" de tener que organizar la cena navideña de empresa de departamento en departamento haciéndose los despistados, y muchas veces argumentando para eludir dicho "trabajito" el tener tal trabajo que es imposible dedicarle tiempo a ello.


Lo más civilizado sería turnarse de año en año para organizarlo cada vez una persona o departamento. A mi, a titulo personal, me ha tocado este privilegio en más de una ocasión y puedo asegurar que se genera mucho stress, a parte de tener que adquirir dosis extras de paciencia. Está claro que todo aquello que decidas, siempre tendrá detractores... contentar a todo el mundo es tan difícil...

Lo más controvertido, es sondear entre el personal de la empresa en qué restaurante realizar el evento, una vez que ya sabemos con el presupuesto que se cuenta. Siempre que uno pregunta a todo el mundo le da igual, eso si cuando ya has cerrado un sitio que se ajuste al presupuesto, surgen personas con comentarios contradictorios que llegan...¡TARDE...! Se siente.

No creáis que se acaba con esto, después toca elegir menú, cuando solo hay uno es lo mejor, porque el horror llega cuando te envían 5 ó 6 que se ajustan al presupuesto, porque comienzas a mirar y a pensar qué será lo que más le guste a todo el mundo, a parte está el hambre que te entra de ojear esos menús con platos tan apetitosos y sugerentes, que luego, aquella imagen que tenías en la cabeza, para nada se ajusta a la realidad, pero, eso es otra cosa. Aunque lo mejor sería no preguntar, ya que esto nos puede dar problemas, porque el consenso unitario es misión imposible. Pero hay que hacerlo. Además, algo que es importante es, saber de antemano, si hay algún vegetariano o alguien que tenga algún tipo de alergia... que siempre los hay.


Lo peor es cuando antes de la cena se tiene que elegir entre carne o pescado, porque insisto, tienes que perseguir, agobiar, incluso amenazar a compañeros para que te digan su elección, luego están los que cambien cuatro veces de opción (haciéndote dudar si apuntaste la correcta). Por ultimo están los que te indican que les da igual, pues al que lo organiza todavía le importa menos, lo único que quieres es que elija ALGO!!!!, porque la pregunta no es tan complicada. ¿Y la carne no puede ser a la plancha? ¿qué guarnición lleva? E innumerables más... (¿Os suena todo esto?)

El tema de la fecha es otro GRAN PROBLEMA. Como en dos fines de semana se hacen todas la cenas navideñas de empresa, encontrar un sitio que te organice la cena para ese viernes o sábado es bastante complicado. Y claro, ¿¿¿¿quién no tiene una despedida de soltero/a ese mismo viernes????

Lo más difícil está ya hecho... Falta convocar a todo el personal de la empresa y pedir confirmación de los que finalmente van a decidir acudir a la misma. Anda que no hay que perseguir a la gente...

Luego están las típicas preguntas de todo tipo con las que uno posteriormente se ríe mucho, aunque en un principio, le crean a uno desesperación, sin embargo es parte de la organización de este evento lúdico. ¿Quién se apuntó? ¿Cómo van a estar organizadas las mesas? ¿Puedo llevar a mi novio/a? etc. Anda que...

Después de la cena está la "pachanga" en la cual ves a muchos compañeros en actitudes MUY diferentes a las que te demuestran en su día a día profesional. Vamos, que más de uno preferiría que no se recordase el espectáculo que dio en la cena... No pasa nada, es parte de la gracia y le puede pasar a cualquiera, al fin y al cabo, hay que divertirse. ¡Cómo nos cambia el alcohol...!

A los que os haya tocado preparar la cena este año, mucha paciencia y pensar que en el 2008 no os debería tocar el "marrón" otra vez. Ante todo tened claro que es imposible acertar con todo el mundo ya que entonces la preparación de la cena duraría todo el año y aun así no conseguirías pleno.

Me gustaría poder conocer anécdotas que os hayan ocurrido en vuestras cenas navideñas corporativas.

Y eso sí, DIVERTÍOS mucho.

domingo, 18 de noviembre de 2007

BENEFICIOS SOCIALES

Las empresas, cada vez más, ofrecen otro tipo de beneficios muy bien valorados y exigidos por los trabajadores a la hora de medir de forma global las diferentes ofertas laborales que tienen encima de la mesa.

Esto esta ya muy extendido en las empresas españolas que lo ponen a disposición de todos los trabajadores de sus compañías
aunque en sus inicios este tipo de beneficios solamente eran para los directivos y responsables de las mismas.

Por otro lado, las compañías que no tienen ningún tipo de beneficio social adicional se tienen que "poner las pilas" dentro de sus posibilidades para no quedarse fuera de la realidad empresarial actual.

Voy a pasar a detallar los beneficios sociales más implantados a nivel general en las empresas a disposición de todos sus trabajadores:

- Seguros médicos subvencionados totalmente o parcialmente por la empresa con diferentes compañías (Asepeyo, Euromutua, Mupreapa, Sanitas, etc.).
- Transporte de empresa.
- Servicio de cáterin para la comida en la empresa o vales de comida para poder comer en restaurantes cercanos al puesto de trabajo (se puede sufragar totalmente o parcialmente por nuestra organización; permite muchas opciones).
- Ayudas para la guardería de los hijos de los empleados.
- Acuerdos con entidades financieras para ofrecer a los empleados planes de pensiones etc., a unas condiciones inmejorables.
- Horarios flexibles para permitir conciliar la vida laboral y familiar.

Estos son los más habituales pero por supuesto hay muchos otros con los que se puede innovar en este tipo de beneficios sociales (salas de decanso en la empresa, subvencionar centros de masaje y relajación para su plantilla, etc.)

Cada vez es más normal el ir aumentando este tipo de servicios adicionales para los trabajadores subvencionados de alguna forma por las empresas ya que en el trabajo es donde pasamos el mayor porcentaje de tiempo al día.

Está claro que alguno de ellos tienen un alto coste para organizaciones pequeñas y medianas que por mucho que quieran tienen que hacer muchos números antes de implantarlos porque antes que la satisfacción de sus empleados está el buen estado de sus cuentas que van a permitir este tipo de iniciativas empresariales muy en alza. A veces, son los polígonos industriales los que llegan a acuerdos globales para las empresas del mismo, reduciendo así los costes y que pequeñas empresas puedan acceder a este tipo de servicios.

Por supuesto luego tenemos otro tipo de beneficios solamente puestos al alcance de los directivos o mandos intermedios de las diferentes organizaciones como los siguientes:

- Coche de empresa.
- Teléfono, pda, Blackberry y/o ordenador portátil de empresa.
- Tarjeta Visa de empresa.
- Ayudas para la vivienda ...

Por otro lado lanzo esta pregunta ¿Que importancia dais a que vuestra empresa ofrezca o no este tipo de beneficios?

Sinceramente para mí son importantes y tienen su atractivo aunque opino que hay otro tipo de aspectos que tienen mucho más peso que este tipo de beneficios sociales a la hora de tener que elegir entre una empresa u otra.

FIJO Y VARIABLE

En la sociedad anglosajona hace tiempo que ya no se concibe la remuneración de los diferentes profesionales de todo tipo de sectores sin una parte de remuneración fija y otra parte de su salario con una importante cantidad en variable en función de cumplimiento de objetivos y rendimiento.

Esto es positivo ya que nos va a permitir diferenciar a aquellos trabajadores con un potencial por encima de la media dentro de nuestra organización. Debido a que nos tenemos que preocupar por la evolución de todos los profesionales de la empresa, hay que hay que prestar especial atención a los que tienen un talento innato, ya que ayudarán en mayor medida a la empresa a progresar, se convertirán en piezas importantes de la empresa, y debemos tenerlos contentos es su puesto de trabajo.

En España, salvo en el área comercial, aun no está muy extendido en todos los sectores el abono de salario en fijo y variable en función de diferentes variables. Esto es también muy habitual ya en el mundo bancario y algún otro.

Es más, muchos trabajadores a la hora de pactar sus condiciones en un nuevo trabajo no valoran positivamente que tengan el salario repartido en un fijo y en un variable importante
debido a que tienen la sensación de que no van a recibirlo aun haciendo lo estipulado.

El riesgo está ahí, sin embargo son los menos, a no ser que tengas la mala suerte de comenzar en una empresa donde las condiciones no queden reflejadas adecuadamente POR ESCRITO, ya que tampoco sería la primera vez que se prometen variables y aun consiguiendo los objetivos, al no tener prueba por escrito, se olvidan aquellos acuerdos pactados oralmente.

Por lo tanto, a la hora de incorporarnos, lo primero que tenemos que exigir es que nuestro responsable nos explique claramente los objetivos que van a determinar el cobrar nuestro cantidad de salario variable. Tienen que ser objetivos medibles y alcanzables. E igualmente importante, es que se firme un documento que lo explique todo al detalle, para evitarnos desengaños futuros. Por otro lado una pequeña parte de ese variable suele depender de indicadores generales de nuestra compañía que no podemos controlar.

Si nuestro superior no nos marca los objetivos tenemos que exigirlo y en caso de que nos haga caso omiso acudir a instancias superiores de nuestra organización para denunciar estos hechos y que nos ayuden a encontrar una solución.

La cantidad de variable no suele reflejarse en el contrato inicial por regla general aunque nosotros podemos exigir un documento escrito en el que vengan detallados los objetivos a alcanzar y las cantidades a abonar en función de su cumplimiento para evitarnos malentendidos posteriores aunque cada vez hay más jurisprudencia que regulan pautas a seguir en este tipo de situaciones.

La sociedad del siglo XXI avanza de forma imparable a implantar de forma generalizada la remuneración en fijo y variable para diferenciar y abonar a cada uno lo que le corresponde en función de los objetivos cumplidos y resultados conseguidos.


Yo apuesto firmemente por esta formula mixta de abono de la remuneración ya que haciéndolo de forma correcta es un sistema con bastante objetividad.

sábado, 17 de noviembre de 2007

ÉTICA PROFESIONAL

Empezaré definiendo que se entiende por ética a nivel general: "Es la ciencia que nos va a indicar la bondad o maldad de nuestras acciones".

Por lo tanto juzgamos a los demás según la ética que percibimos en su conducta desde una perspectiva amplia y no limitada.

Quiero decir con esto, que una de las partes tiene que analizar qué motiva a la otra persona a actuar de esa manera que a él le puede parecer poco ética porque afecta a sus intereses particulares sin intentar analizar que hizo o no hizo para que esa persona tenga esa conducta concreta.

No olvidemos que sino nos preocupamos de tener contentos a las personas importantes a cualquier nivel de la vida (personal, profesional, etc.) no podemos exigirles que se comporten de la forma que a nosotros nos beneficie, lo que denotaría egoísmo por nuestra parte.

Puedo afirmar que las personas que son capaces de ser ellas mismas han conseguido adquirir un fuerte compromiso ético y personal con ellos mismos. Tienen fidelidad a sus principios, valores personales y tienen madurez para discernir sobre si sus conductas son buenas o malas desde el punto de vista ético y no humano.

En el mundo empresarial, la ética de una organización, sea cual sea su tamaño, es fundamental para mantener su competitividad en un entorno cada vez más tendente al cambio.

Por lo tanto antes de nada cada empresa tiene que conocerse y aceptarse, además de actuar acorde a sus pensamientos, creencias y valores que tiene que saber transmitir posteriormente de forma adecuada a los integrantes de la misma.

Para conseguir la ética empresarial los empresarios tienen que tener en cuenta tres factores:

1.- Encontrar la felicidad a nivel ético de todos los miembros de su empresa que no es otra que aquella que no vamos a conseguir a costa de la infelicidad de otros trabajadores.
Por lo tanto hay que conseguir que todos los trabajadores estén felices con sus situaciones dentro de la organización, situación complicada pero no imposible.

2.- Establecer lo deberes a cumplir ya que todos necesitamos tener puntos de referencia a la hora de acometer nuestro trabajo. Si no se imponen límites a nuestra forma de actuar y comportarnos, se cae en el más absoluto caos.
Los deberes van a establecer los compromisos que hemos adquirido con la otra parte.

3.- Adquirir los hábitos necesarios porque nos van a permitir saber comportarnos o no, actuar de la manera correcta o incorrecta.
Así que antes de nada tenemos que tener claras las pautas que deben regir nuestras conductas o acciones.

Simplemente con esto quiero dejar abierto el debate para lanzar varias preguntas ¿Qué entendéis por ética profesional? ¿Y por falta de ética profesional?

Para mí la ética profesional "es desempeñar nuestro trabajo de forma adecuada sin dejarnos influir en el desempeño del mismo por las discrepancias de otra índole que podamos tener con la organización o sus miembros".

Es muy fácil juzgar las conductas de las demás sin plantearnos porque actúan de esa determinada manera, por lo tanto aconsejo ponerse más en el pellejo de los demás.

Además antes de dar nuestra opinión categórica sobre las acciones de personas cercanas a nosotros deberíamos plantearnos la siguiente pregunta ¿qué hemos hecho para evitar que actué así?