lunes, 1 de junio de 2009

¡OIGA! QUE COBRO MÁS EN EL PARO QUE LO QUE USTED ME OFRECE

Tras quedarse sin trabajo cambian muchas cosas; entre ellas, los ingresos a percibir.

No hay que olvidar que para poder acceder a la prestación de desempleo se tienen en cuenta los últimos 6 años trabajados, correspondiendo 2 meses de prestación por cada 6 meses trabajados. Con un máximo de 24 meses de prestación, es decir, 2 años. Y se tendrán en cuenta las bases de cotización de las últimas 6 nóminas para calcular la base reguladora que determinará lo que se cobrará como prestación. El porcentaje de lo que se cobrará será en función de lo que se cobrara al trabajar, siempre con un máximo, posiblemente muy por debajo de aquello que se percibía trabajando.

Llega el dilema de cuando cobramos más con la prestación de desempleo que con los trabajos que os van ofreciendo por ahí. Lógicamente, es muy fácil opinar y difícil responder. Sin embargo, no olvidemos que la prestación la cobráis estando en vuestra casa, plácidamente, sin hacer nada porque es un derecho que os corresponde. Todo el mundo quiere, naturalmente, un trabajo en el que cobre al menos lo que percibe de prestación; por menos, son muchos los que opinan que es mejor quedarse en casa.

Existe un cierto abuso empresarial de esta situación porque siendo conscientes de la necesidad, algunos empresarios consideran que pueden estrujar más a los candidatos ofreciéndoles por una posición que anteriormente rondaba los 30.000 Euros de salario, alrededor de 20.000 euros, incluso menos, si pueden. Afortunadamente, no todas las empresas actúan así. Soy de la opinión que el salario debe ser acorde a lo que se solicita, siempre y cuando la persona seleccionada aporte lo que se precisa en ese puesto.

Determinados candidatos cualificados que antes podían elegir y que tenían un puesto de trabajo con unas condiciones inmejorables se han caído de golpe a la cruda realidad, pasando a estar en la cola del paro. Siguen en con su mentalidad de “yo valgo mucho y el que me quiere me debe pagar X y de ahí no me bajo” aun en estas circunstancias. Es una posición respetable, como todas. Sin embargo, es algo que no os ayudará a encontrar trabajo. Porque ahora se vive otra situación y tocará demostrar de nuevo vuestra valía. Es decir, se deberían cubrir unos mínimos, porque la trayectoria cuenta, sin olvidar que habrá que ser flexibles ante las nuevas oportunidades, sopesando todo e intentando llegar a acuerdos que os beneficien a todas las partes.

En los tiempos de bonanza, existía la frase “Por menos de X no salgo de la cama”. Actualmente, esa frase ha pasado a “Si cobro menos que con el paro, no me interesa”. Todos aquellos, que pretendan cobrar al menos lo que perciben de prestación o más, tendrán que marcarse unas fechas tope para esta opción, en función de las circunstancias particulares de cada uno. No habrá que olvidar que sin trabajar, el tiempo también se pasa muy rápido y no hacer nada efectivo cuenta en nuestra contra. Muchas de estas personas piensan que van a cobrar el máximo de prestación hasta que mejore la situación económica y laboral. Y yo les pregunto ¿En qué fecha va a mejorar? Porque a ciencia cierta, nadie lo sabe y lo que está claro es que el 2009 y el 2010 van a ser complicados. Volver a la época de bonanza y opulencia que vivíamos costará años. Esto no es ser pesimista sino realista. Las personas desempleadas tendrán que buscar por si mismas las mejores opciones para salir de esa situación.

Los empresarios que abusen ofreciendo unas condiciones económicas inaceptables puede que en estos momentos puedan salirse con la suya porque haya mucha gente que necesita dinero y trabajar y acepta cualquier cosa a pesar de sean conscientes de que es un abuso. Sin embargo, cuando mejore todo, esas personas volarán y quedará la reputación de ser unos “usureros sin escrúpulos”.

La crisis aprieta con dureza a todos y que duda cabe que ahora se deben ajustar los salarios para poder sobrevivir pero, siempre, se debería hacer hasta unos niveles razonables. Si para un puesto con experiencia se están pagando 15.000 euros, lo primero que se tiene que hacer es ajustarlo a todas las personas que ya ocupan ese puesto en la organización. Esto parece muy fácil y no se suele hacer por que no sería justo para los trabajadores que llevan tiempo en la empresa, que, además, no lo aceptarían.

Hay quienes ven el desempleo como un tiempo de vacaciones prolongadas, “Total, me pagan y no hago nada”. A nadie le viene mal un período de vacaciones, pero hay que ser conscientes que más adelante, deberá justificarlo ante las empresas a las que intente acceder a trabajar. Y esto cuenta en su contra frente a otros candidatos que han estado sin trabajar, haciendo muchas cosas efectivas para intentar salir de la inactividad.

Paralelamente, el Gobierno deberá de tomar medidas que fomenten el trabajo y den mayor soporte a la situación financiera de muchos empresarios que pasan por apuros; para no despedir y crear empleo, necesitan flexibilidad. Aumentar el tiempo a percibir prestación por desempleo es medida pasiva que no mejora nada y hace que las personas nos amoldemos y convirtamos en dependientes, acostumbrándonos a esa forma de vida de la que luego cuesta salir.

Por supuesto, este post no pretende ni generalizar ni molestar a nadie. Pretende dar una visión de lo que está pasando.

Para que cambie el chip de muchos desempleados también deberá cambiar la nueva mentalidad de algunos empresarios para estar en la misma sintonía que no es otra que la de sobrevivir en una óptimas condiciones.

Todos unidos, debemos afrontar la nueva realidad. A día de hoy, el gobierno a tomado muchas medidas, eso sí, ninguna que fomente la creación de empleo. Se debe reformar el mercado laboral con urgencia, estableciendo nuevas reglas de juego acorde a las necesidades que van a regir a partir de ahora y con los nuevos actores que se vislumbran irremediablemente.

8 comentarios:

Felipe dijo...

¿y cuáles son esas medidas que debe tomar el Gobierno?

Aquí entramos en tema político 100%, ya que cualquier opinión es claramente vinculada a una posición ideológica más próxima a la regulación para la protección social o más próxima al aumento de la flexibilización que pide la derecha.

Es un tema de muy difícil solución, pero en cualquier caso, y de manera universal, creo que los momentos de crisis nunca deben servir para hacer reformas permanentes ni para aprovechar la situación para salirnos con "la nuestra" políticamente, sea la que sea nuestra tendencia, sino más bien para tratar de buscar consensos y hacer lo que se pueda al respecto.

Anónimo dijo...

Muy bueno. Yo trabajaría ahora por la mitad que antes tras 6 meses en paro. Pero al ver que tengo 48 años tiran mi CV a la papelera.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Felipe,

Gracias por participar.

La verdad que la solución es complicada. Sin embargo, el mercado laboral esta cambiando y esto se debe tener en cuenta y amoldarse. Pienso que la mejor solución es buscar un termino medio no todo tiene que ser blanco o negro. Por supuesto, este no es un post con trasfondo político ni lo pretende. Quiere hacer reflexionar sobre todos los aspectos que comento que son realidades que se viven ahora mismo día a día.

Saludos,

Juan

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Anónimo,

Gracias por pasarte y participar.

Conforme van pasando los meses en el desempleo va creciendo la incertidumbre y nos hace replantearnos las cosas. Desgraciadamente es una realidad la discriminación de acceso al empleo por razón de la edad independientemente de la valía que tenéis. A partir de los 40 años también se tiene mucho que aportar debido a que tenéis mucho periplo profesional, es decir, experiencia de la que se puede sacar provecho. Esperemos que consigamos que poco a poco cambie esto mediante formación y concienciación a pesar de quedar mucho camino por recorrer.

Saludos,

Juan

Arama dijo...

La verdad es que yo creo que lo de la edad es un handicap, por mucho que digan aquello de que se puede aportar mucha más experiencia y bla, bla, bla.
Es la oferta y la demanda, y
como resulta que para acceder a un puesto de trabajo, en los tiempos que corren, se pueden tener tropecientos mil curriculums como candidatos a la plaza, hay donde elegir, y hay muchas posibilidades de que se lleve el gato al agua un buen candidato con el perfíl adecuado para el puesto y además joven, y hasta guapo, o con esa frase que se han sacado de la manga para que quede un poquito más light: "con buena presencia", así que si uno se queda en el paro con una determinada edad, no le queda otra, además de reciclarse, ponerse todas las cremas hidratantes que encuentre en el mercado, hacer una dieta para tratar de acercarse al modelo standard de señor o señora estupenda, y además, rezar lo que sepas.
Complicado el tema, pero ánimo anónimo.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Arama,

Gracias por pasarte y participar

Por supuesto, a determinada edad buscar trabajo es un handicap negativo independientemente de que pueda aportar mucho y el que diga lo contrario miente. Ahora encima como bien dices no será por candidatos para las ofertas que se tienen de todos los tipos y características posibles. A mayor edad se debe de luchar contra los clichés sociales y empresariales que existen. No queda más que luchar contra las adversidades y seguir intentándolo mediante formación y todo aquello que ayude. Para esta idea de la edad hizo mucho daño en su día las prejubilaciones a partir de los 40 años como queriendo reflejar que a partir de ese edad la gente es prescindible. Cuando no olvidemos que no hay nadie imprescindible.

Lo dicho anónimo mucho animo.

Saludos,

Juan

Gorka Murcia dijo...

Muy pero que muy bueno.

Hoy un candidato en una entrevista me ha dicho exactamente la misma frase (era un trabajo por horas no obstante) pero ves que la gente va bajando el caché alarmantemente.

Es muy facil ver entrevistad@s que rebajan un 50% su salario en relacion a lo que cobraban hace un par de años.
Buena reflexion

Saludos

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Gorka,

Gracias por pasarte.

La verdad que esto esta muy de moda y la gente tiene que ir bajando sus expectativas para poder acceder al mercado laboral de la actualidad. Eso si, debemos de tener claro que siempre hay que tener unos limites de los cuales no bajar. Porque no olvidemos que ante todo esta un salario digno porque ahora muchas empresas abusan. Y la calidad se paga.

Saludos,

Juan