domingo, 15 de junio de 2008

¿NOS BENEFICIA AMPLIAR LA JORNADA LABORAL?

Los países de la Unión Europea (UE) acordaron la semana pasada por mayoría cualificada ampliar los límites de la jornada laboral para que un empleado pueda trabajar hasta un máximo de 65 horas semanales, si así lo acuerda con el empresario.

La reforma de la directiva de Tiempo de Trabajo consagra la hasta ahora transitoria cláusula del "opt out" -introducida en su día a petición del Reino Unido- que ofrece a los empleados la posibilidad de trabajar por encima del máximo vigente de las 48 horas semanales.

El texto acordado por los ministros establece que este límite de 48 horas podrá superarse en caso de acuerdo entre el trabajador y el empresario, siempre, por debajo de un techo máximo que queda fijado en 65 horas a la semana si se incluyen períodos de guardia.

Sin ellos, el límite estará en 60 horas semanales, a no ser que exista un convenio colectivo o un acuerdo entre patronal y sindicatos que ponga un tope más alto.

Eso sí, el empresario no puede obligar a los trabajadores a realizar más de 48 horas semanales sin contar con su aprobación, es decir, el trabajador lo tiene que hacer de forma voluntaria y no obligado por el empresario.

Creo que este tipo de medidas no nos benefician en absoluto. La directiva deja claro que hay que contar con el consentimiento del trabajador para hacer más de 48 horas semanales de trabajo. Eso sí ¿qué pasa en realidad si el empresario lo exige y el trabajador se niega? Pues que le puede traer al trabajador consecuencias negativas a pesar de que la ley ampare su derecho a negarse.

Los mandatarios de cada país no tienen que olvidar que todos los trabajadores necesitan su trabajo para vivir y que no lo van a poner en juego por exigir algo que les puede conllevar perder su puesto de trabajo.

Así que por una vez, la UE tiene que establecer medidas claras que amparen este derecho de los trabajadores y que castiguen severamente a los empresarios que no respeten la voluntad de sus trabajadores para evitar que se produzcan precedentes negativos por un vació normativo como en otras ocasiones.

De todas formas, creo que esto es dar un paso atrás e ir peligrosamente hacia épocas pasadas en las que los derechos de los trabajadores estaban en un segundo plano. Ahora mismo, estamos en la época en la que hay que intentar, cada vez más, conciliar la vida personal y profesional de los trabajadores. ¿Cómo se va a poder hacer si hay que trabajar 13 horas diarias?

El tener que trabajar tantas horas es muy perjudicial, es especial, para la prevención de los accidentes en el puesto de trabajo. El hacer más horas supone mucho más cansancio para los trabajadores que les conlleva mayor riesgo de sufrir accidentes por falta de concentración en las tareas por el agotamiento.

Cada vez más se está exigiendo la calidad en el trabajo que efectuamos. El aumentar el número de horas diarias de trabajo, por ejemplo a 13 horas, no beneficia en absoluto esto, debido a que, a partir de determinado número de horas de trabajo al día, se pierden reflejos, atención, ritmo; esto se traduce en una menor calidad del trabajo efectuado durante este tiempo.

Hay que aprobar e incentivar medidas que sean beneficiosas para ambas partes y esta no creo que lo sea.

A parte si esto se lleva a efecto en la realidad y a partir de ahora las empresas empiezan a aplicar jornadas de trabajo de más de 48 horas semanales tendrán que cambiar en muchos sentidos la normativa laboral.

De momento, esto es una decisión del sistema pero no de los trabajadores y empresarios. ¿Alguien ha preguntado a los trabajadores si quieren trabajar 60 horas semanales en determinados períodos? Igualmente, los empresarios ¿han manifestado en algún momento que este tipo de medidas sean beneficiosas para ellos?

Y pensemos fríamente el tema, desde el lado económico. El trabajar más horas, supondrá pagar más por trabajador, por lo que la rentabilidad de la empresa, bajará. No es lo mismo tener a dos trabajadores que hagan 7 horas cada uno, que uno que trabaje 13 horas. Como ya he dicho, la productividad bajará en este segundo caso. Es poco probable, que un empresario quiera pagar más, para obtener un resultado de producción no proporcional. También puede ocurrir, que aquellos que suelen hacer más horas de las que se marca en el convenio, porque, en la empresa donde trabajan, se "exige" salir más tarde del horario pactado, puedan ganar, así, algo más.


Los gobernantes tienen que escuchar más lo que demandan las diferentes partes involucradas antes de tomar medidas que les afecten. Si esto se hiciese nos iría mucho mejor.

10 comentarios:

Senior Manager dijo...

Hola Juan, que bueno que la blogosfera se está moviendo en la difusión de este tema, lo único que lamento es que se haga de forma descordinada. Si hubiera un bloque homogéneo tal vez la campaña tendría más fuerza. Bueno, al menos cada uno pone un granito a ver si hacemos una montaña.
Slts
SM

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola SM,

Si efectivamente hay falta de organización. Sin embargo cada uno a su manera se esta haciendo oír para dejar clara su oposición a este tipo de medidas que no ayudan a seguir avanzando.

Tendremos que ponernos todos de acuerdo para alzar la voz al mismo tiempo y así hacernos notar en bloque.

ibirque dijo...

¿Lo próximo será rebajar la edad mínima para trabajar a los 10 años? Eso sí, de común acuerdo...
saludos

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Ibirque,

Gracias por participar.

Si efectivamente dentro de poco nos sorprenderán rebajando la edad de incorporación al mercado laboral a los 10 años como comentas. Dejando claro que tiene que producirse de común acuerdo como si esto fuese todo.

Lo que nos queda por ver aun.

miguel dijo...

Creo que medidas como esta solo sirven para retroceder en el estado del bienestar y olvidarse de la conciliación vida laboral/vida familiar. El problema es que estamos llegando al todo vale. Ya no hay límites, como dice ibirque lo próximo será bajar la edad mínima para trabajar que por ahí se pueden rascar otros 6 años adicionales.
Como dice Senior Manager es un tema que merece una atención coordinada.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Miguel,

Gracias por pasarte.

Exactamente vamos hacia atrás. Hace muy poco se debatía sobre la jornada de 35 horas semanales y ahora nos vamos al otro extremo. No hay una coherencia en las medidas a plantear.

Además hemos entrado en la dinámica de todo es aceptable sin pensar las consecuencias que puede traer.

Este tipo de medidas son opuestas a la conciliación de la vida laboral y familiar.

Tenemos que coordinarnos para hacernos notar en conjunto.

Anónimo dijo...

Esta medida surge como respuesta a la jornada de los médicos.

La ley viene a sancionar lo que ya es una realidad. Mi hermano es residente y hay semanas que duerme menos que yo en tres noches. No es normal lo que les están haciendo a los mires, pero ahora será legal. No hay dinero para pagar toda la seguridad social, y eso que el rodillo recaudatorio del Estado nos tiene trabajando hasta el 21 de mayo sólo para pagar impuestos. Y aún así, no se da una solución tajante a la crisis en la que se está metiendo el fondo de la seguridad social. Si se la retirasen a todos los que se aprovechan de ella, pronto empezarían a cambiar las cosas. Pero como en este país todo el mundo tiene derechos, pero ninguna obligación...

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Anónimo,

Gracias por participar.

Efectivamente ahora se abre la puerta para legalizar los abusos que ya se comenten en muchos sectores como el de la sanidad que tú comentas.

Este tipo de situaciones reales que comentas hacen que tengamos mucho más riesgo de cometer errores en nuestro puesto de trabajo. Que perjudican a los usuarios por la irresponsabilidad de nuestros gobernantes que permiten guardias de más de 48 horas.

La seguridad social es un pozo sin fondo que va de mal en peor.

Si hubiese más control se acabaría la política de solo derechos y ninguna obligación que comentas.

Anónimo dijo...

Hola a todos, aunque por mis convicciones políticas considero un error la nueva directiva de una Europa cada vez mas reaccionaria, creo que no se ha explicado suficientemente a nivel mediático el alcance de dicha directiva.
Yo no creo que se trate tanto de hacernos trabajar mas, sino de "complacer" a aquellas grandes empresas que "necesitan" la presencia continua de personal para su funcionamiento con las "menores limitaciones" posibles, y me refiero a sanidad, grandes superficies, grupos fabriles, etc.
Los convenios ya limitan el número de horas de trabajo anual, y creo que es ahí donde debemos intensificar nuestros esfuerzos.
Personalmente a mí no me importa trabajar 60 horas semanales pero batallaré con todas mis fuerzas para que nadie trabaje mas de 1.500 horas al año, es decir para conseguir una mayor calidad de vida.
Un saludo y gracias por compartir.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Anónimo,

Gracias por tu aportación.

Indicarte que conforme vayan negociando la directiva se ira desvelando todo porque de momento han dejado la puerta abierta para ampliar el número máximo de horas semanales de trabajo.

Sin embargo, lo que tu comentas ya existe en muchos sectores, que es la distribución irregular de las horas de trabajo, es decir, que una semana puedas trabajar 15 horas y otra 50 horas, con unos mínimos y máximos sin sobrepasar el número de horas anuales que marca el convenio.

Creo que aquí quieren ir mucho más lejos dejando abierto en función de las necesidades empresariales echando por tierra todo lo conseguido hasta ahora en mejora de las condiciones laborales.

A esto que plantean no le veo ningún beneficio para ninguna de las partes implicadas. Es dar un paso hacia el pasado por lo tanto tenemos que oponernos con firmeza.

Saludos,