martes, 27 de octubre de 2009

CASO PRÁCTICO 5: COMUNICACIÓN 1.0

La comunicación, como ya he indicado en otras muchas ocasiones, es fundamental que sea fluida de arriba abajo y que se incentive cada día más, usando los canales adecuados pero desgraciadamente, no siempre es así.

Hoy quiero dejarles un ejemplo de comunicación usada en muchas empresas.

Correo electrónico enviado por el Director General de una compañía de un importante grupo empresarial a escala nacional del sector servicios a toda su plantilla un viernes de una semana del mes de marzo del presente año.

“Buenos días a todas/os

El motivo de este comunicado es haceros partícipes a todos de la noticia de que el señor XYZ, jefe del departamento de marketing, desde hoy cesa en sus funciones porque se ha procedido a su despido, como a otras dos personas, una de administración, concretamente la señorita ERL y el señor UOL del departamento financiero (estas dos personas se enteran de la noticia por este email) por llevarme en repetidas ocasiones la contraria y no seguir mis indicaciones en la forma de tener que acometer sus tareas.

Por supuesto, este mensaje es un aviso para aquellas personas que van por el camino inadecuado y que no acometen sus tareas con el esfuerzo y compromiso esperado bajo mi punto de vista.

A partir de ahora, no se van a tolerar cosas que hasta hace poco se pasaban por alto porque este no es más que el primer cambio en la estructura organizativa para poder gestionar la compañía.

Ni que decir tiene que las personas que decidan llevar la contraria a las nuevas directrices o proponer otro tipo de medidas, por muy buenas que puedan ser, tienen poco futuro en esta compañía porque van en contra de los que se busca en los empleados de esta prestigiosa compañía.

Personalmente, pienso que todos vosotros seréis conscientes de que estas medidas son necesarias y que ésta es la mejor forma de poderlas llevar a cabo.

Independientemente de la situación actual, debéis estar tranquilos porque con vuestra inestimable ayuda bajo mis órdenes vamos hacia delante. Así que espero que vuestro sacrificio y esfuerzo sea cada día más grande por el simple motivo de seguir trabajando en mi compañía.

Aquellas personas que necesiten cualquier aclaración, les ruego que no duden en ponerse en contacto conmigo de forma personal.

Os saluda atentamente y os desea un feliz fin de semana

Presidente General XXXXX”

Os dejo unas cuantas preguntas para que entre todos reflexionemos de este tipo de comunicados. ¿Qué problemas veis en esta compañía? ¿Es adecuado este tipo de comunicado? ¿Se valora el talento de las personas? ¿Qué tipo de jefe tenemos aquí? Si trabajaseis en esta compañía, ¿Qué haríais tras recibir este comunicado? ¿Son lógicos y tolerables este tipo de formas? ¿Es forma de resolver los problemas?

También me gustaría saber si en vuestras compañías actuales o anteriores habéis recibido algún comunicado de este estilo. Desgraciadamente, pienso que este tipo de cosas pasan más de lo que nos gustaría. Mi opinión tras vuestras reflexiones.

8 comentarios:

José Miguel Bolívar dijo...

Seguramente haya más, pero la compañía tiene un serio problema con su presidente. Esta persona es evidentemente incapaz de presidir una empresa porque carece de las competencias más elementales de comunicación y liderazgo. Personalmente empezaría a buscar trabajo en otro sitio después de leer el comunicado.

Nacho Muñoz dijo...

Sobran los análisis y faltaría tiempo para buscar otro trabajo.

Marivi dijo...

Queridos amigos:
No me negareis que esta situación requiere un Compañero en RRHH cuyo trabajo principal re-educar a este presidente es un reto de los que hace falta ponerlos con letras mayúsculas.
Desgraciadamente estas personas existen y muchas veces son capaces de volver locos y desmotivados a mas de un directivo, no solo de RRHH, si no también de otras direcciones de áreas.
Por experiencia propia, os aseguro que el tiempo pone las cosas en su sitio (Si has sido capaz de sobrevivir a estas situaciones)

Jose F. dijo...

Genial el detalle de enviar el comunicado un viernes para facilitar que todos sus "subordinados" reflexionen sobre la consigna durante el fin de semana.

Este presidente creo que tiene un elevado concepto de sí mismo (posiblemente debido a la ceguera que a veces provoca el éxito), que no parece corresponderse con la realidad.

El contenido de la carta infunde cualquier cosa menos confianza y motivación.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola JM,

Este tipo de personas demuestran su incompetencia con este tipo de comunicados que nos hace ver lo que no tiene que ser un líder. Por lo tanto, esto incentivará al personal a buscar otros destinos profesionales más gratificantes.

Saludos,

Juan

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Nacho,

En efecto, sobran los análisis y debemos pasar rápidamente a la acción en este tipo de situaciones. Porque con gente con esa mentalidad no merece la pena luchar porque es perder el tiempo.

Saludos,

Juan

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Marivi,

Gracias por pasarte y participar en mi blog.

Se puede intentar re-educar o al menos intentarlo aunque para ello es preciso que este tipo de personas quieran hacerlo por convicción porque sino es algo frustrante debido a que la batalla esta perdida.

Este tipo de personas al lado desmotiva y frustra a cualquiera con ganas de hacer cosas por las compañías en las que trabaja. Finalmente el tiempo pone a cada uno en su sitio, sin embargo, cuanto talento perdido por culpa de la incompetencia de determinados profesionales que llegan a las cúpulas directivas.

Saludos,

Juan

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola José F,

Gracias por participar.

Pos supuesto, lo de enviarlo un viernes es para animar a todos sus empleados el fin de semana que esta a las puertas.

Esta persona demuestra que no sabe estar a la altura de las circunstancias, que no valora a las personas y que el independientemente de todo hace lo que el cree que es correcto aunque hunda el barco en su empeño.

Este tipo de comunicados son un mazazo en la moral de las plantillas y aunque después se rectifique el mal ya esta causado.

Saludos,

Juan