domingo, 14 de diciembre de 2008

EL CANDIDATO TAMBIÉN TIENE SU OPORTUNIDAD

Siempre se presta mucha atención a lo que los entrevistadores preguntan a los candidatos en las entrevistas de trabajo. Hay multitud de canales en la red a los que acudir para poder encontrar las preguntas tipo habituales en una entrevista para que los candidatos podáis preparar vuestras respuestas en función de vuestro CV. Aun así, nunca se sabe qué preguntas harán, porque cada entrevista y cada entrevistador son diferentes y uno no se puede confiar.

Sin embargo, hoy quiero abordar en detalle el otro lado, centrándome en las preguntas que pueden y deberían formular los potenciales candidatos a los entrevistadores, para recoger información adecuada que permitirá conocer si es el tipo de puesto y organización que se busca. Siempre se dice que no es oro todo lo que reluce. No olvidéis que las organizaciones no os van a dar toda la información sobre ellas sino sólo la que les interesa, de la misma forma que hacéis vosotros. Será vuestra labor averiguar lo que no cuentan.

Normalmente, los entrevistadores formulan la pregunta abierta a los candidatos: ¿alguna duda o pregunta sobre el puesto o la organización? El 99% de vosotros no aprovecháis esa oportunidad y os centráis en aspectos que en ese momento no es el adecuado para preguntarlas, por ser más adecuadas en otra fase más avanzada. Me refiero al tipo de preguntas de ¿qué condiciones económicas tiene el puesto? ¿Qué categoría profesional tendré? ¿Tipo de relación contractual? ¿Qué horario lleváis? ¿Posibilidades de desarrollo profesional?

Los candidatos suelen desaprovechar, como decía, su oportunidad de “sonsacar” más información a la empresa.

Así que debéis saber que preguntar analizando lo que dicen y como lo dicen prestando atención al lenguaje corporal del entrevistador para saber si os dice toda la verdad o no. Tenéis que centraros en el puesto que os ofrecen y que a priori os encaja porque carecéis de información detallada del mismo. Por ejemplo, son muy adecuadas las siguientes preguntas que os ayudarán a saber si es lo que buscáis y si os conviene o no el puesto al que optáis.

¿Es un puesto de nueva creación? Si el puesto es de nueva creación debéis preguntar que motiva su creación y cuales son las funciones asignadas.

En caso de no serlo podéis preguntar ¿Cuánto tiempo duro la última persona que ocupaba el puesto? Estas preguntas os van ayudar a saber si el departamento en el que se engloba el puesto es caótico por alguna circunstancia interna (responsable directo, carga de trabajo, organización interna, etc.) que hace que la rotación en ese puesto en concreto sea grande.

¿Cuáles van a ser las prioridades iniciales a conseguir por la persona seleccionada para ese puesto? ¿Qué se espera del seleccionado? ¿Tareas fundamentales detalladas? Habrá que conocer los objetivos que va a tener la persona que ocupe finalmente la empresa.

Aquí es fundamental que os concreten para poder sacar vuestras conclusiones. Si la respuesta del entrevistador es muy general, se va por las ramas, posiblemente haya algo más que no quieren decir. También es cierto, que si no hay alguien del departamento especifico y el entrevistador no tiene esa información, se podría solicitar que os gustaría contar con la presencia de alguien que pudiese daros esa información. Estáis en vuestro derecho, además denota interés por vuestra parte.

Si una vez que está el responsable de ese departamento o alguien que tenga la información que precisáis, os sale por la tangente con generalizaciones que parecen decir mucho pero que, a la hora de la verdad, son vagas, quedará patente que no tienen claro lo que esperan de vosotros, ni cuales van a ser las prioridades ni las labores especificas a desempeñar y será sobre la marcha, improvisando como se trabajará, algo muy negativo que tiene que haceros al menos desconfiar y sopesar toda la información antes de tomar un decisión.

Luego también va bien que solicitéis información sobre la organización del departamento en el que se engloba ese puesto al que optáis para conocer cómo trabajan, la jerarquía del mismo, etc. Así que es adecuado preguntar ¿Tipo de liderazgo del departamento? ¿Posibilidad de asumir responsabilidades? ¿Se incentiva la delegación y el aprendizaje en el grupo?

Esto permitirá ver como funciona el departamento y si vuestra personalidad va a encajar ahí. Si sois personas con muchas inquietudes y ganas de aprender y os metéis en un departamento donde su responsable tiene todas las tareas muy acotadas, sin posibilidad de saliros de ellas porque no quiere un equipo polivalente porque tiene miedo de perder su parcela de poder, acabaríais asqueados. Así que debéis de incidir en obtener información de cómo trabaja vuestro responsable directo.

Importante que prestéis atención a la personalidad que esperan de la persona seleccionada para ver si encaja con la vuestra, independientemente de que en todos los trabajos es necesario adaptarse. Hay veces que quieren determinados rasgos que van en contra de vuestra forma de actuar y trabajar. Imaginaros que un rasgo que buscan es que sea un persona con iniciativa y extrovertida y vosotros sois todo lo contrario; está claro que ese no es vuestro puesto porque va no vais a encajar vosotros, ni vais a encajarles a la larga porque hay cosas que para cambiar las tenéis que trabajar mucho, como es todo el tema de la personalidad y forma de ser de cada uno mismo.

Finalmente, va bien solicitar información sobre los valores de las empresas y las políticas prioritarias de la misma. Así, sabréis que podéis esperar de esa organización en caso de comenzar a trabajar con ellos. Si una compañía os dice que lo más importante para ella son sus personas es una muy buena pregunta para corroborar ¿Qué hacen ellos para que sus personas estén contentas? ¿Qué posibilidades de desarrollo tienen las personas de su organización? ¿Nivel de rotación de la compañía?

Son preguntas generales que os dan información extra para tomar la decisión correcta. Así que toda esta información la debéis interpretar y sacar vuestras conclusiones.

Pero al hacer las preguntas, hay que hacerlas de forma adecuada. Se debe evitar un tono agresivo o acusatorio. El obtener una respuesta también puede estar condicionado al tono con el que se pregunte.

Los entrevistadores os preguntan muchas cosas; vosotros también podéis hacer lo mismo aprovechando el poco tiempo que os dejan para saber lo realmente importante en ese momento para vuestros intereses. Normalmente, al preguntarles estas cosas vais a dejar a muchos entrevistadores fuera de juego porque no lo esperan y van a ver que tenéis interés. Y vais a ponerles en una situación comprometida que no esperaban; en función de su reacción podréis sacar vuestras conclusiones.

Si pasáis a una segunda entrevista, o final, será entonces, cuando se podrá hablar de temas más concretos. Lo que comentaba antes respecto a las condiciones exactas del puesto son importantes pero en caso de que os ofrezcan el puesto donde será el momento de jugar vuestras cartas y negociar recordando lo que dijisteis en la entrevista anterior, cuando os preguntaron en que banda salarial estabais, para que nos os pillen la mentira (si es que la dijisteis). Los entrevistadores anotan todo, así que si los datos no se corresponden, habrán descubierto que no decíais la verdad respecto a lo que cobrabais. Por eso, es bueno que sepáis lo que cobráis bruto mensual respecto a esa cantidad global anual. Más de un entrevistador os preguntará cuando digáis el total bruto anual ¿cuánto es eso al mes? y si no lo sabéis o lo lleváis preparado, sabrán perfectamente, que mentís.

Al fin y al cabo, al final de todo el proceso, también vosotros, los candidatos, tenéis que estar convencidos de en qué compañía queréis trabajar. Porque a veces, muchos cambios que a priori pensáis que son a mejor, no lo son porque no indagasteis lo suficiente sobre el puesto.

Las compañías quieren a los mejores y vosotros tenéis que aspirar a entrar en una compañía que cumpla vuestras expectativas. Los candidatos también podéis rechazar las ofertas de trabajo de las compañías aunque no sea lo más habitual sino es lo que os esperabais o lo que os interesaba. Porque hay veces que cobrar realidad el mensaje de que más vale malo conocido que bueno por conocer.

Todas las compañías tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, sin embargo, hay que saber cuáles son para evitar desengaños y poder sopesar si os interesa o no.

Así que hay que despertar y aprovechar vuestra oportunidad porque las empresas os necesitan a vosotros igual que vosotros a ellas.

6 comentarios:

JAM dijo...

En efecto, en todas las entrevistas el candidato debe hacer este tipo de preguntas, tratar de sacar la máxima información posible del futuro empleo, porque como tú bien dices, tanto la empresa como el candidato tratan de venderse y si creemos que la empresa nos va a ser sincera y decir lo malo la llevamos clara. Por eso hay que ser incisivo y si hay cosas que durante la entrevista nos mosquean, cuando estemos trabajando allí será aún peor
JAM

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola JAM,

En efecto, todos los candidatos tienen que realizar estas preguntas para asegurarse y hacerlas en el momento adecuado.

Por supuesto, como bien dices cada parte juega sus cartas de la mejor forma posible. Y si los candidatos se piensan que las empresas cuentan toda la verdad la llevan clara. Cuentan lo que les interesa para vender muy bien el puesto y luego puede ser que la realidad sea distinta.

Así que los candidatos deben indagar para asegurarse de que ese es el trabajo que buscan y que les conviene.

Saludos,

YellowStar Formación Corporativa, SL dijo...

Es de agradecer este artículo ya que, construir y potenciar los recursos humanos del personal, resulta crucial para las empresas que desean afrontar sus propias debilidades y lograr alcanzar los objetivos fijados. Especialmente hoy en día, donde nos encontramos inmersos en una situación económica delicada y en donde, las empresas que antes optimicen sus departamentos y acciones, haciéndolas más eficientes y rentables, serán las que superen exitosamente este periodo, logrando mantener incluso sus niveles de beneficios previos a éste.

Saludos,
YellowStar Formación Corporativa, SL
http://www.yellowstar.es

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola YellowStar,

Gracias por pasarte y participar en mi blog.

Totalmente de acuerdo con lo que comentas.

Estamos en contacto.

Saludos,

Senior Manager dijo...

Hola Juan, sólo para comentarte que re-publicaron tu artículo con ping bang al mío sobre las seis preguntas que hay que hacer al entrevistador, te dejo el enlace:
http://mundo-economia.com/el-candidato-tambin-tiene-su-oportunidad/

SM

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola SM,

Muchas gracias por avisarme y pasarme el enlace.

Saludos,