martes, 29 de enero de 2008

LAS ENTREVISTAS, AL DETALLE

No deja de sorprenderme día a día una serie de conductas que se producen habitualmente en la relación concertada de forma no espontánea entre los entrevistadores y los demandantes de empleo.

Voy a proceder a indicar aquellas situaciones o aspectos que más me siguen sorprendiendo a pesar de mi experiencia profesional en el mundo de la selección de personal, sin más dilación voy a comenzar:

1.- Los profesionales que seleccionamos personal para nuestras organizaciones exigimos puntualidad a los candidatos para que lleguen a tiempo a realizar su entrevista, teniéndo el llegar tarde sin avisar como aspecto negativo. Eso sí, cuando los que hacemos esperar somos los entrevistadores a los candidatos no le damos importancia y hay muchos que ni piden excusas al candidato que hacen esperar. Incluso, algunos lo usan para incrementar la tensión de los candidatos. ¿Es su tiempo menos importante que el nuestro?

2.- El vestuario elegido para realizar una entrevista también suele ser importante; los entrevistadores suelen acudir con una vestimenta rigurosa y formal, además de ir aseados de forma pulcra (o al menos, es lo que esperamos). Eso si hay candidatos (los menos) que acuden a realizar una entrevista como el que va a comprar el periódico o como si fuese de marcha un sábado noche. ¡Por favor! Tenemos que pensar que se está buscando trabajo, así que se tiene que seguir el protocolo establecido y conseguir la finalidad principal de no llamar la atención por el aspecto.

3.- ¿Qué me decís de aquellas cosas que se dicen por quedar bien y se mete la pata hasta el fondo por bajar la guardia? ¿Cuántos candidatos, por tener una idea en su cabeza de la persona que les va a entrevistar sin conocerle, le confunden por otra persona a la hora de recibirlo? Así que hay que tener en cuenta que la gran mayoría de las veces las cosas no son lo que parecen ser. También están los errores por nuestra parte ya que si se tiene un mal día es habitual equivocarte de nombre a la hora de llamar al candidato, quedarte en blanco, etc.

4.- Los candidatos tienen que entrar a la entrevista con los teléfonos móviles apagados para no interrumpir la entrevista. Los entrevistadores tienen que realizar las entrevistas sin interrupciones, a no ser que sea algo muy urgente que no pueda esperar a finalizar esa entrevista, en caso de que pase esto tendremos que pedir disculpas al entrevistado, porque, aunque estemos en nuestro hábitat habitual, hay que tener respeto y educación a las personas que invierten su tiempo en realizar una entrevista para buscar un trabajo en nuestra compañía.

5.- Hay profesionales que se olvidan en algún momento que en las entrevistas el que tiene que hablar la mayor parte del tiempo es el entrevistado para poder obtener nosotros la información que necesitamos tener de cada candidato. Así que nada de hacer un monologo por tu parte y no dejar hablar al entrevistado ya que eso es un error que va a producir un efecto negativo en la persona que es entrevistada. No eres el centro de atención en todo momento, así que lo fundamental es que en las entrevistas realices un papel de observación y guía para conseguir los fines de tu compañía, que no son otros que dar con el perfil más idóneo en todos los sentidos.

6.- En las entrevistas ambas partes tienen que prestar atención y escuchar atentamente a lo que se nos pregunta o responde. ¿Cuántas veces nos encontramos con candidatos a los que les preguntamos sobre un aspecto en concreto de su trayectoria y nos responden sobre otra cosa totalmente distinta por no estar atentos? También tenemos el caso contrario entrevistadores que preguntan varias veces lo mismo por no preparar previamente la entrevista. Sino hemos entendido la pregunta que nos formulan o la respuesta que nos dan hay que hacerlo saber para poder contestar o responder lo concreto y solicitado.

7.- Una cosa muy curiosa en la fase previa a la entrevista, es cuando comienzas a llamar a los candidatos que cumplen el perfil para citarles a una entrevista. Hay personas que responden a la llamada y te dicen no puedo hablar, entonces para que respondes por favor. También están aquellos que no tienen muy claro a donde han enviado su candidatura ya que te da la sensación que tienen poco interés. Por otro lado tenemos a los candidatos que les va mal a todas las horas posibles que les sugieres; ¡chiquillo! que las empresas no están abiertas las 24 horas del día, no olvidemos que el que busca trabajo tiene que mostrar interés y tiene que buscarse la vida si le interesa la oferta para poder acudir a la entrevista. Además tenemos aquellas empresas que te avisan el jueves por la tarde para citarte a una entrevista para el viernes a las 9:30 de la mañana sin caer en que los candidatos pueden tener vida o trabajo. Así que un poquito de previsión a la hora de concertar las entrevistas ya que hay que ser coherente por ambos lados.

8.- Cuando nos están preguntando algo o contestando a alguna pregunta por cualquiera de las dos partes (entrevistador o candidato) no interrumpir o cortar a la otra parte y, si se hace, hay que pedir disculpas; tienes que recordar que no estás con tu novia ni con tus colegas en un bar, sino en una entrevista de trabajo con un extraño al que no conoces prácticamente de nada.

9.- Los que realizamos las entrevistas tenemos que preguntar aquellas cosas de la trayectoria profesional y personal del candidato estrictamente necesarias, nada de preguntar cosas que pertenecen a la vida privada de cada persona y que no nos aportan ninguna información vital. No es lo mismo preguntar cual es tu estado civil que si tienes pareja y en el fondo estamos preguntando lo mismo de diferente forma.

10.- Para finalizar la coletilla preferida de los entrevistadores "te indicaremos en los próximos días en qué estado ha quedado tu candidatura". Muchos de ellos no lo hacen; no hay que prometer cosas que luego no se hacen ya que al final no quedas tú mal sino la empresa a la que representas. ¡Por favor! Un poquito de formalidad que estamos tratando con personas que están en la misma situación en la que hemos estado nosotros en algún momento.

Me gustaría conocer con cuál de todas estas situaciones os sentís más identificados o alguna otra que me haya podido dejar y que consideréis importante resaltarla.

8 comentarios:

Yoriento dijo...

Un gran repaso a temas simpre pendientes y siempre candentes alrededor de las entrevista. Guardado en mi delicious para citarlo cuando toque¡ ;-)

Juan Martínez dijo...

Hola Yoriento,

Son temas que muchas veces quedan en el aire y que siempre generan debate por no pasarse nunca de moda.

Hay que tenerlos más en cuenta y ponerse en el lugar de la otra parte para poder comprender su rol.

Saludos,

Juan

Maider Gorostidi dijo...

Hacía bastante que no abría tu blog y de verdad que me impresionan tu tenacidad, tu pasión y tu gran capacidad de trabajo. Felicidades

Juan Martínez dijo...

Hola Maider,

Gracias por tu apoyo y por seguir mi blog.

Saludos,

Antonio dijo...

Me gustaría decir sobre la flexibilidad de las entrevistas, muchas veces las personas de recursos humanos tienen horarios muy poco flexibles, y tienen que tener en cuenta que si trabajas, es muy complicado estar a las 16:00 a las 12:00 en la empresa. Curiosamente cuando no he tenido la entrevista con la persona de recursos humanos, no he tenido estos problemas de poca flexibilidad.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Antonio,

En primer lugar darte las gracias por participar.

Lógicamente el departamento de recursos humanos tenemos que tener flexibilidad en nuestro horario a la hora de citar a las entrevistas a los candidatos que están trabajando.

Obviamente soy consciente de que hay compañeros de profesión que no lo son.

También comentar que tenemos que ser un poco rigurosos porque sino solo podríamos hacer entrevistas a partir de las 18:30 de la tarde y desgraciadamente no se puede citar a todo el mundo a esas horas. Porque encima luego más de un candidato citado a esas horas no acuden.

Tiene que producirse una flexibilidad por ambas partes porque no olvidemos que esos candidatos que trabajan quieren cambiar de trabajo.

Saludos,

Anónimo dijo...

A mi lo de los departamentos de recursos humanos me parece una vergüenza se exceden con creces de lo que les pertoca.
Primero analizan excesivamente el comportamiento gestual de una persona.En mi caso considero dificil ante un estraño que te esta analizando mantener fija la mirada y mirar para abajo en este caso no sería mentir.
Segundo el entrevistador que muchas veces me gustaría saber que estudios tiene , no tiene ninguna clase de respeto por los conocimientos de esa persona.Parece que te tienes que estar justificando todo el rato.Yo personalmente estudie en un colegio bilingue (ingles) y me saque el First de muy jovencita , considero el ingles casi como un segundo idioma y me duele que la entrevistadora me diga uy pero hace mucho tiempo que te sacastes el first no,ya seras capaz de mantener una conversación en ingles, para un puesto de recepcionista .
Por último no entiendo que pidais que los candidatos sean flexibles cuando vosotros no lo sois nada.Porque no puede una persona con una carrera técnica poder acceder a un auxiliar administrativo(tiene bachillerato, cou más diplomatura, en general sabra usar el paquete office , faxes y demas ) pero no quieren un FP2 ( que he visto el temario y sinceramente es muy facil)y si no no quieren saber nada.
Te dicen que te llamaran y no lo hacen.Y piensas les he dado toda la información , donde vivo , dni a veces como en Zara te piden hasta la fotocopia de la cartilla del banco( no debiera ser legal) para nada.
Los trabajadores tendríamos que estar más protegidos.Dar la información justa y necesaria porque al fin y al cabo no sabemos si nos van a coger(numero de afiliacion a la seguridad social, cartillas de bancos ,preguntas personales , soltero o casado , cuales son tus aficciones..excesivo)
Yo creo que debiera ser que estudios tienes , donde has trabajado , papeles que los demuestren y si quieres un test psicotecnico para ver la personalidad y punto.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Anónimo,

Gracias por pasarte y participar en mi blog.

Comentarte que a cada cosa hay que darle su importancia y como bien dices hay malos profesionales de los recursos humanos que se exceden y extralimitan en su forma de hacer su trabajo si es que a eso se le puede llamar así. Sin embargo, no podemos generalizar porque la gran mayoría son grandes profesionales.

Para comenzar los conocimientos no sólo hay que decir que se tienen mediante un titulo sino que también se deben demostrar que se tienen en el momento actual que es cuando se precisan. Hay mucha gente que dice saber idiomas y luego a la hora de comprobarlo no sabe decir ni cuatro palabras seguidas y por supuesto no me refiero a que este sea tu caso.

Debemos ser flexibles ambas partes porque ambos tenemos interés en lo que puede ofrecer el otro.

Totalmente de acuerdo en que hay muchos entrevistadores que tienen poca seriedad diciendo que os llamaran para deciros en que estado queda vuestra candidatura y luego no lo hacen. Si no se sabe si se hará mejor no decir nada porque es defraudar vuestras expectativas. Creo que siempre se debe de comunicar esto.

Hay muchos profesionales de los recursos humanos que preguntan cosas innecesarias sobre la vida privada de candidato y vosotros con educación podéis retomar el tema a lo importante que es ver si tenéis las competencias que se buscan para ese puesto. El candidato también tiene mucho que decir en la entrevista de trabajo.

No olvides tampoco que los departamentos de personal deben tener confidencialidad con los datos de cada candidato y que vosotros podéis exigir que se os informe de cómo se tratan los mismos e incluso pedir que eliminen vuestros datos de su base de datos.

Seguro que en tu experiencia como candidato abras tenido buenas y malas experiencias con los entrevistadores. Quédate con lo bueno y aprende de lo malo.

Saludos,