martes, 1 de enero de 2008

A TODOS NOS GUSTARÍA SER JEFES

Aunque no se puede generalizar la gran mayoría de los profesionales aspiran a ocupar un puesto de responsabilidad que les llevara a la posición de JEFE.

La gran mayoría se niega a reconocerlo de forma publica aunque en su interior está latente esta idea/aspiración.
No entiendo el porqué se tiene que ocultar; tener aspiraciones profesionales en nuestra vida es algo positivo.

Estas personas que no lo reconocen utilizan la estrategia de conseguirlo en plan "trepa" usando todo tipo de técnicas poco éticas y profesionales para llegar a ser JEFE. A veces pueden conseguir su aspiración con este tipo de mecanismos antirreglamentarios, sin embargo, tarde o temprano todo se percibe.

El ser JEFE para muchos, supone simplemente cobrar más. Pero no hay que olvidar que el ser jefes supone un mayor salario, claro está, pero además,
responsabilidades y por otro con el mayor esfuerzo y sacrificio en el desempeño de sus funciones, que conlleva horas extras e incluso trabajar cuando los subordinados ya han acabado su jornada laboral. Además, el estrés, el llegar a los objetivos, el solventar los problemas del día a día, ... hacen que la posición sea algo más que un salario más alto.

Obviamente, esto hace referencia a un JEFE asalariado, que no a un JEFE propietario, que sin dejar de tener vigencia estos comentarios, en algunos casos, si que hay un cierto "escaqueo", con una delegación de tareas a responsables de área o a subordinados.

El tener ambición de ser JEFE, es positivo, pero como ya he dicho, nos tienen que mover otro tipo de inquietudes a parte de las económicas como por ejemplo cumplir nuestras metas profesionales, demostrar nuestra valía para ocupar esa posición, dirigir equipos de trabajo, etc.

Por otro lado todas las personas que alcanzan un puesto de JEFE no están preparadas para ello; por lo tanto su empresa debería preocuparse por identificar sus carencias para ese puesto y ponerles remedio de forma previa con las formaciones que requiera para estar preparado al 100%. Si tu empresa no se preocupa de ello tendrás que solicitarlo o ser proactivo para conseguirte por tu cuenta aquellas herramientas que te faciliten el aprendizaje.

Para aquellos que normalmente argumentan todo y aprovecharían este comentario anterior a decir que si un nuevo JEFE tiene carencias, igual no era la persona adecuada para el puesto, lo que tengo que decir, que en muchos casos, una persona que promociona, puede tener cualidades que le permiten ser el mejor de su área, pero igual no dispone de las habilidades para ser JEFE. Yo siempre he dicho que no se nace jefe, sino que uno se hace. Y como todo lo que no es innato, ha de ir acompañado de una formación.

El ocupar estas posiciones nos va a conllevar el ejercer una función de liderar equipos de trabajo por primera vez. Tenemos que demostrar seguridad, organización y confianza a nuestros subordinados por muchas dudas que uno pueda tener porque, al fin y al cabo, si tu te rindes, tu equipo va a ir a la deriva al verte inseguro. Hay que mantener una comunicación fluida desde el principio indicando aquello que quieres que consigan. Tenemos que hacerles partícipes de la compañía para que se sientan parte importante de la misma. Aunque nos pueda costar en momentos hay que saber transmitirles ilusión y optimismo por los objetivos que hay que alcanzar sin dejar de estar con los pies en la tierra.

Por otro lado, una de las cosas más importantes desde mi punto de vista es que un buen jefe tiene que saber reconocer sus errores ante el resto de miembros de su equipo y pedir disculpas si la situación lo requiere. Ante todo ser humilde.

Hay que ser capaz de conocer a todos tus subordinados para tratar a cada uno de la manera precisa porque cada persona somos un mundo diferente. Cuenta con su opinión en todo momento aunque pueda ser muy distinta de la nuestra ya que esto va afianzar nuestra posición.

También hay que reconocer los logros alcanzados por los miembros de tu equipo, ya que tu éxito no hubiese sido posible sin su ayuda. Muchas veces algunos responsables se dejan llevar por la euforia haciendo suyo un reconocimiento que es grupal. Esto no denota más que una actitud egoísta y egocéntrica que tarde o temprano va a llevar a estos directivos a donde deberían estar.

No hay que olvidar que hay que ayudar a las personas a tu cargo a alcanzar sus objetivos y aspiraciones profesionales para que sientan que te preocupas por ellos.

Muchas de estas cosas tendrás que ir aprendiéndolas sobre la marcha porque nadie nace aprendido, sin embargo, hay que poner todo el empeño por ser un buen responsable.

Un error capital es que muchos profesionales que ocupan esta posición se creen muy buenos en el ejercicio de su puesto, cuando no se han preocupado por saber que opinan sus empleados, ya que si lo hicieran se llevarían bastantes sorpresas.

Por otro lado hay que ser consciente de los esfuerzos que nos va a conllevar ocupar este puesto en nuestra vida. El cobrar más implica mayor nivel de exigencia y esfuerzo que antes, el que no tenga claro esto, que se olvide de querer ocupar una posición de JEFE porque al fin y al cabo son los que más EJEMPLO tienen que dar.

A pesar de los sacrificios tiene cosas muy positivas por lo tanto animo a aquellos profesionales con inquietudes a seguir su camino para ser un buen jefe.

Según vosotros ¿El JEFE nace o se hace?

8 comentarios:

intoku dijo...

Yo no tengo dudas: el jefe SE HACE.

Feliz año!

Intoku.

Juan Martínez dijo...

Hola Intoku,

Efectivamente yo opino lo mismo que tu con total seguridad.

Feliz año,

Juan Martínez

yoriento dijo...

Hola Juan e Intoku,
parece que hemos empezado fuertes el año con articulitos con sustancia, no? :-)

Fijaros que yo creo que lo de ser jefe, en el sentido de tener más responsabilidad, ya no está tan de moda. La peña cada vez es más hedonista y vividora (y lo digo en el buen sentido) y quiere llegar a su casa y no tener que pensar más en el trabajo. Los valores cambian y ser jefe ya no está tan bien visto... Los jefes se hacen, pero cada vez menos¡ :-)

Oye, Juan, no localizo tu email en el blog. Si quieres, hazmelo llegar (yoriento@gmail.com).

Juan Martínez dijo...

Hola Yoriento,

Pues si efectivamente hay que comenzar el año con fuerza.

En parte estoy de acuerdo contigo, sin embargo, yo pienso que la gente cada vez es más comoda pretendiendo tener un puesto de responsabilidad sin complicaciones y esfuerzo.

Esta claro que es importante conciliar la vida laboral y profesional aunque con sentido común.

Los valores estan cambiando al extremo opuesto de hace unas décadas.

Ninguna actitud extrema es positiva, las cosas en estas materias nos son blancas o negras.

Ciertamente cada vez es más complicado ver hacerse de forma adecuada a profesionales para ocupar los puestos de JEFE.

Anónimo dijo...

El jefe se hace, en el tiempo.... y con enchufes. en todos los lugares y puestos

Juan Martínez dijo...

Hola,

Disculpa por la tardanza en contestar.

Estoy de acuerdo contigo en que el jefe se hace con el tiempo.

Por otro lado, comentar que hay gente que consigue puestos de responsabilidad por contactos y no por meritos propios. Aunque pienso firmemente que otros profesionales se los ganan a pulso. No olvidar aquella gente que lo merece y no lo consigue.

Nunca se puede generalizar metiendo en el mismo saco a todo el mundo.

Anónimo dijo...

Donde has dejado la nave nodriza ?. Porque parece que vienes de otro planeta!. Esto es broma...

Los trabajadores lo que quieren es cobrar y vivir como el JEFE! y de responsabilidades pocas. No ves que en este país cuando pasa alguna cosa que se considera grave, no hay nadie que se haga responsable de nada ?

El ser JEFE debería de ser tal como tu comentas, pero yo creo que son los mínimos.

EL CURRITO

Juan Martínez dijo...

Hola Anónimo,

Ciertamente es complicado ya que en nuestro país cuando algo sale mal nadie esta dispuesto a asumir responsabilidades. Esto tarde o temprano tiene que cambiar.

Hoy en día los trabajadores quieren cobrar mucho sin tener responsabilidades y esto no puede ser.

La verdad es, que pocos Jefes ejercen su rol haciendo lo correcto, sin embargo, hay buenos profesionales que si lo hacen.

Saludos,

Juan Martínez