martes, 6 de enero de 2009

Y AHORA…. ¿QUÉ?

En estos tiempos de crisis, queramos o no, debemos de enfocar nuestra carrera profesional. Son muchos los que pierden el trabajo por que sus empresas cierran, hacen un reajuste de personal… Es por esto que aquellos profesionales que por alguna circunstancia se hayan quedado sin empleo, tendrán que empezar desde ya mismo a plantearse su futuro. Y la cosa, desgraciadamente, no está muy boyante, pero no es imposible. Habrá que alejarse de esos tentadores pensamientos de… “vacaciones durante X meses/años” para volver a encarrilar la vida laboral.

Es normal que pasen miles de preguntas por vuestra cabeza, aunque la más normal es la siguiente:

¿Y ahora qué hago?

Además, enfocando a algo más profesional, pueden surgir estas:

¿Cómo replantearos vuestra carrera profesional?
¿Cómo enfocar vuestro CV?
¿Qué tipo de trabajo debéis buscar?
¿Reciclaros a nivel formativo?
¿Vuestro perfil es atractivo a los ojos del mercado actual?
¿Sabéis sacaros el máximo partido?
¿Debéis aceptar/rechazar el primer trabajo que os surja?

Todas estas preguntas y muchas otras pueden tener múltiples respuestas, no siendo unas mejores que otras. Debéis de buscar la que mejor se adapte a vosotros en estos momentos. Podéis pedir consejo, sin embargo, la decisión final debéis elegirla vosotros, sin dejaros influir más de la cuenta por la opinión de los demás. Opinar sobre lo que deben hacer los demás es gratuito y muy fácil. No olvidéis que es vuestra decisión y que debéis estar convencidos.

La carrera profesional se puede reorientar de muchas maneras. Si os acabáis de quedar en el paro tenéis que plantearos las siguientes preguntas ¿Qué habéis conseguido hasta ahora? ¿Qué queréis lograr a partir de ahora?

Es el comienzo para ver qué alternativas tenéis para retomar vuestro periplo profesional. Yo siempre aconsejo ponerse al día de qué perfiles profesionales son más demandados actualmente y ver si encajáis con alguno de ellos o que debéis hacer para conseguirlo, siempre y cuando sea esa la dirección laboral que queréis seguir.

En función de vuestra situación personal siempre os queda la alternativa de cambiar de aires una temporada, trasladando vuestro domicilio a otra ciudad que tenga más oportunidades laborales para vosotros. No obstante, esta opción no es muy propia del mercado laboral español, si bien, sí lo es en otros países.

Lo único que no va a ayudar a ningún profesional buscando empleo es quedarse en casa, en plan pasivo, dedicándose simplemente a cobrar el paro aunque os corresponda cobrarlo el máximo tiempo posible. El tiempo es oro, aun más para las personas desempleadas porque la inactividad total no juega a su favor. Por lo tanto, tenéis que manteneros activos, haciendo distintas cosas que os ayuden a seguir en el mercado y a colocaros lo antes posible.

Ahora mismo los jóvenes recién licenciados lo tienen complicado porque en épocas de recesión económica se crea mucho menos empleo lo que genera que muchos jóvenes se queden inactivos. Vais a ver que os inscribís a muchas ofertas laborales y que no os llaman para realizar ninguna entrevista ¿Qué os pensáis, que solo os pasa a vosotros? Pues no. Esto, hoy en día, le pasa a todo aquel que se encuentra en desempleo, sin embargo, no debéis decaer en el empeño.

Lo ideal sería que encontraseis trabajo en vuestra misma ciudad con unas condiciones aceptables que no os requiriesen muchos esfuerzos. Debéis despertar. Si os sale una oportunidad profesional, aunque sea en otra provincia, debéis aceptarla, siempre y cuando las condiciones ofrecidas sean óptimas para poder vivir. Antes de pensar en rechazarla debéis preguntaros lo siguiente ¿A parte de esto, qué tenéis? En la gran mayoría de los casos, muchas opciones de oportunidades laborales que, de momento, sólo son una posibilidad que no se ha materializado.

No debéis basar vuestra decisión en la calidad de vida o en el salario porque, ahora mismo, lo más importante para vosotros debe ser adquirir experiencia profesional y aprovechar las oportunidades que surjan. Cuando se es joven, es cuando más os podéis arriesgar porque no tenéis apenas ataduras personales y económicas.

Puede ser que os toque trabajar muchas horas porque en determinadas grandes empresas se sabe cuando comienza la jornada pero no cuando acaba. También debéis mirar las ventajas que tiene trabajar ahí, como las ayudas a la formación, a la vivienda, etc. Además, no olvidéis todo lo que vais a aprender. Sino, siempre os queda la opción de seguir buscando mientras estáis trabajando es esa compañía.

Volviendo a la globalidad de las personas que buscan empleo por estar en el paro, no debéis desestimar vosotros mismos vuestras oportunidades. Porque si no creéis en vosotros mismos ¿Quién va a hacerlo?

Tenéis que saber sacaros partido y explotar todas las posibilidades que ofrece el mercado para encontrar trabajo. Si no os sale nada, quizás es que lo planteáis mal o que no presentáis la candidatura idónea a través de vuestra carta de presentación, “vuestro CV”. Si vais muy perdidos podéis pedir consejo a algún profesional sobre como plantear vuestro CV.

Luego debéis mejorar vuestras carencias para que vuestra candidatura sea más atractiva para los nichos de empleo. Debéis prestar mucha atención a qué capacidades son las más demandadas y como podéis adquirirlas. También qué aplicaciones, idiomas, materias, son las más necesitadas.

Hoy en día todo os puede ayudar. Debéis ser cautos y en épocas de carencia de trabajo, cualquier persona que busca empleo es vuestra competencia. Así que tendréis que ser precavidos a la hora de mostrar vuestras cartas o contactos a los demás. Es época de competición.

Cuando uno está sin trabajo tiende a descuidarse y es un gran error. Tenéis que mostraros saludables en todos los aspectos. Ahora mismo, todo cuenta porque las empresas tienen muchas opciones donde elegir.

No debéis olvidar prestar atención a los requisitos que se piden y enfocar vuestra candidatura a los mismos. Muchas personas desesperadas que buscan empleo se inscriben a todo lo que se “menea” independientemente de que cumplan o no el perfil. Esto no va a ayudar y es perder vuestro tiempo.

Las cosas no basta con intentarlas sino que hay que intentarlas de la forma adecuada o correcta porque sino el esfuerzo invertido no vale para nada.

Así que, por favor, nada de desesperarse porque no ayuda. Tenéis que buscar alternativas que os favorezcan, no que os hundan.

Luego para ir finalizando, recordad que debéis ser realistas y no pesimistas. Las oportunidades profesionales surgen cuando menos las esperáis; simplemente tenéis que saber escuchar los mensajes que os lanzan porque a veces no son demasiado claros.

14 comentarios:

Yoriento dijo...

Juan, unas reflexiones más que razonables¡ ;-)

Desde mi punto lo más importante siempre es generar alternativas, hacer listas de posibles caminos a seguir, cuando se está en desempleo y cuando no.

Un abrazo.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Yoriento,

Como bien indicas siempre hay que buscar nuevas alternativas a seguir independientemente de que se tenga trabajo o no. La cuestión es estar constantemente avanzando hacia delante.

Saludos,

Anónimo dijo...

Desde mi punto de vista los caminos en tiempos de crisis no son faciles, pero hay que mirar para delante, aunque muchos empresarios con la crisis estan haciendo limpia, y tendrian que pensar en muchas cosa antes de despedir a un trabajador

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Anónimo,

Gracias por pasarte y participar en mi blog.

En épocas de crisis hay buenas oportunidades y a pesar de los duros momentos que conllevan estos procesos hay que saber mirar hacia delante con optimismo.

Muchas veces los empresarios no tienen una visión correcta de que hacer y se piensan que el recorte de personal es la única alternativa cuado hay otras muchas, solamente hay que quererlas ver.

Saludos,

Un mundo complejo - E. Pampliega dijo...

Buenos consejos.

En estos tiempos algunos conocidos, actualmente en situación de desempleo, tienen una primera visión tal cual comentas. Quedarse en casa unos "mesecitos" cobrando el paro y esperar a que "escampe".

Personalmente considero que "pararse" no es una opción y cuanto más tiempo estés es esta situación peor.

El mercado está complicado pero, hay que buscar las oportunidades. Estas no llamarán a la puerta.

Un saludo.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Enrique,

En efecto, hay que moverse porque las oportunidades no vienen a buscarnos por muy buenos que podamos ser sino nos lo curramos previamente.

Hay que tomarse su tiempo pero hay que ir decidiendo que hacer y estar activos realizando cosas que nos ayuden a reengancharnos de nuevo en el mercado laboral.

No hacemos nada con decir que la cosa esta complicada y tirar la toalla antes de intentarlo con firmeza.

Saludos,

José Miguel Bolívar dijo...

Juan, unas reflexiones muy realistas y acertadas. Creo que es importante mantener la cabeza fría por un lado y no quedarse quieto por otro. "Pensar antes de hacer, pero luego hacer", uno de los paradigmas de GTD :-)

Un abrazo,

JM

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola JM,

La clave está en encontrar el equilibrio meditando las cosas de forma realista y por otro lado estar lo más activos posibles para obtener los resultados esperados.

"Pensar antes de hacer, pero luego hacer” es una gran frase que resume muy bien a lo que nos referimos.

Un abrazo,

Carol dijo...

Muy buen post para tomar nota, además de realista y optimista por otra parte.
Es cierto que mucha gente se queja de que no encuentra trabajo, pero a veces es que tampoco se mueven lo suficiente, se creen que el trabajo viene a casa a buscarte.
Un saludo.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Carol,

Me alegra que te guste este post.

Por supuesto, la búsqueda de empleo es una carrera de fondo y a uno no le llueven las ofertas quedándose en su casa quieto. Hay que moverse y hacer cosas que nos aporten cosas positivas más aun en estos tiempos de crisis e incertidumbre.

Saludos,

Anónimo dijo...

Juan, sigo tu blog y leo todo sus post, me parecen muy interesantes.
Enhorabuena.
Respecto a éste, tengo que decirte que escribirlo es muy fácil, ¿te has visto alguna vez en la situación de ser despedido?. Yo sí, y te aseguro que se te viene el mundo encima, sobre todo cuando ha sido injusto y tienes una familia que mantener.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Anónimo,

Gracias por pasarte y participar en mi blog.

Por supuesto, que decirlo es muy fácil. Los primeros momentos son duros porque uno se enfrenta algo nuevo. Se de lo que hablo porque yo también he vivido esta situación.

A pesar de que los motivos sean injustos hay que tirar para adelante a pesar de que hay días y días.

Saludos,

SuKi dijo...

Muy pero que muy buenas reflexiones. Toy leyendo poco a poco feeds atrasados (qué máquinas de escribir sois! jejeje)

Me gustó mucho leerte
Un saludo y feliz año nuevo, que ni tiempo me dio de pasarme ;)

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola Suki,

Gracias por pasarte y feliz año 2009 también para ti. Ya ves aquí poco a poco cogiendo la marcha.

Estamos en contacto.

Saludos,