domingo, 21 de octubre de 2007

CAMBIOS EN EL ORGANIGRAMA

Los cambios dentro de una organización son habituales hoy en día y constituyen un acontecimiento normal en la evolución de una empresa.

Eso si tenemos que tener mucho cuidado en la forma de comunicarlo para evitar que se cree el efecto contrario al esperado con esos cambios.

Esta claro que los cambios en el organigrama de una empresa tienen que ser tomados por la dirección de la misma, aconsejada en todo momento por departamentos claves, como por ejemplo recursos humanos, para estar coordinados en el plan de acción para acometer estos cambios.

Antes de nada hay que analizar si esos cambios son adecuados sopesando las cosas positivas y negativas que pueden acarrear.

También tenemos que tener en cuenta la opinión de las personas que se van a ver directamente afectadas por esos movimientos internos. Esta claro que su opinión no va a ser vinculante, sin embargo, vamos a hacerles participes de los cambios y que se sientan parte importante de la empresa de la que forman parte.

Una vez que estén claros los cambios que se van a producir en el organigrama, lo primero a realizar es comunicar a los afectados la decisión tomada y los motivos que nos llevan a realizar esas acciones.

Luego hay que hacer la oportuna comunicación oficial al resto de los miembros de nuestra empresa para mantenerles informados de los cambios que se producen en la misma.

No podemos permitirnos el lujo, de ir comunicando en ciertos niveles internos de la empresa, los cambios, antes de que lo sepan los propios interesados, ya que si esto se produce, es un gran error que nos va a proporcionar muchos problemas.

En el momento que lo comunicas a cualquier nivel no oficial siempre se producen filtraciones y comienzan los temidos rumores en todos los rincones de la empresa.

La cúpula directiva y recursos humanos, tienen que ir en la misma dirección en los cambios que afectan a su organización, para poder trabajar de forma conjunta, en los contratiempos que se puedan producir.

¿Que pasa cuando la dirección hace cambios en su organización sin contar con la opinión y ayuda de recursos humanos?

Me gustaría saber que opináis sobre este tema que planteo y poder dar por abierto el debate sobre esto.

4 comentarios:

Gustavo Ruiz dijo...

El tema de la comunicación de nombramientos es fascinante y aquí está tratado con mucha perspicacia.
Enterarse del propio nombramiento por terceros es muy frecuente en algunas empresas. También comunicar los cambios y nombramientos por email.
Ambos, errores que sorprenden a quien los comete, porque piensa que ha actuado correctamente.
Un saludo

Juan Martínez dijo...

Hola Gustavo,

Este tema es muy interesante totalmente de acuerdo contigo.

Efectivamente no deja de sorprenderme, que las personas que tienen esos hábitos de comunicación de cosas tan sensibles, como los cambios y nombramientos en la organización, no entiendan el gran error que cometen.

Es una falta de cultura de comunicación, que desgraciadamente sigue faltando en muchas organizaciones, debido en gran parte a que las cúpulas directivas no apuestan por su importancia.

Saludos

Alfonso dijo...

Estimado Juan,

Te felicito por el blog, que contiene artículos realmente interesantes. No obstante, no puedo dejar de dar mi opinión sobre este tema, que discrepa de la tuya, probablemente porque la visión que tengo es desde un puesto directivo, y he pasado por varias empresas medianas y grandes de distintos sectores...

Creo que en realidad estamos hablando de cinco cosas distintas:

1.- La determinación de la organización de la compañía o los ascensos a puestos directivos o mandos intermedios, no tienen nada que ver con RRHH. Son puestos de confianza de la dirección, ejecutivos, que deben ser elegidos por quien conoce el negocio o la estrategia; recursos humanos entiende de personas, no de negocios. Es cierto que es un departamento clave, pero no para esto; mi visión es que Recursos Humanos debe centrarse en los "recursos humanos" y no en el equipo directivo, ejecutivo, de gerencia o como se llame en cada empresa.

2. Sobre la comunicación interna de los cambios a niveles ejecutivos antes de que sea oficial, o incluso la petición de consejo a los mismos: lo veo absolutamente normal, y ayuda a que estos otros puestos de confianza se sientan partícipes de esas decisiones o del conocimiento de asuntos e alto nivel.

3. Otra cosa distinta es que esos receptores de la información tengan más peligro que una escopeta de feria y utilicen esa información para el cotilleo. Ahí sí hay un problema gordo, muy gordo.

4. Hay una constante universal: no importa lo que hagas, siempre serás criticado por alguien. Si comunicar a todo el mundo a la vez, mal, y si comunicas escalonadamente también mal; Si esperas a tener todos los cabos atados... pasa un año, si lo comunicas rápido para poder dar alas y empezar a trabajar en las nuevas resonsabilidades, peor; Etc.

5. Definición de funciones y responsabilidades de cada departamento. Lo que indico arriba es mi opinión y experiencia de lo que he visto funcionar y lo que no, pero en cada empresa se puede definir de forma distinta. Lo importante es que cada departamento, y en particular RRHH, tenga muy claro desde dónde hasta dónde llega. Ni más ni menos.

Un saludo y espero que no te moleste mi reflexión "desde el otro lado". Soy un poco escéptico ya que he tenido fatales experiencias con ciertas formas de entender la gestión de recursos humanos.

Alfonso L. de R. M.

Juan Martínez dijo...

Estimado Alfonso,

Paso a matizar alguno de tus puntos de vista.

Esta claro que recursos humanos no puede interferir en los nombramientos de la cúpula directiva, sin embargo eso no quita, para que sea necesario que tenga que ser informado de los mismos.

Efectivamente la comunicación interna de esos cambios o nombramientos a nivel directivo es habitual antes de hacerlo oficial y en esto estoy de acuerdo. Sin embargo hay que saber a quien se hacen, para evitar malos entendimientos en la organización.

Hagas lo que hagas nunca llueve a gustos de todos cierto. Eso si la comunicación de los cambios en las organizaciones se tienen que hacer por los canales adecuados, haciendo llegar de forma clara el mensaje a sus receptores y preparando y teniendo controlados todos los detalles para evitar la improvisación en las comunicaciones oficiales.

El como se haga la comunicación en una organización es mucho más importante de lo que te puedas creer y dice mucho de la misma.

Me resulta curioso ver que diferentes se ven las cosas desde el otro lado.

Saludos,