domingo, 9 de septiembre de 2007

EVOLUCIONAR

Hoy en día muchos profesionales se encuentran en una verdadera encrucijada debido a que su vida profesional no les entusiasma; su puesto de trabajo actual no es lo que esperan para cumplir con sus aspiraciones de carrera.

Continúan en ese trabajo carente de interés porque tienen una hipoteca que pagar todos los meses, una familia que alimentar y/o muchas otras razones.

Sin embargo el principal motivo que les impide dar el paso es el miedo a afrontar la realidad y perder la seguridad que les da ese trabajo monótono y aburrido. Estas personas son muertos vivientes en su vida profesional, trabajan para ganar un dinero a final de mes y así poder pagar sus gastos.

Hay que recordar que nuestro trabajo es uno de los sitios donde más tiempo pasamos y a parte de ayudarnos a vivir de una forma cómoda y tranquila debido al capital que nos reporta todos los meses, tiene que satisfacernos a nivel personal, porque nos sentimos realizados con el desempeño del mismo.

Si esto no se produce tenemos que tomar una decisión para conseguir el trabajo que nos satisfaga y llene a todos los niveles de nuestra vida. No olvidemos que solo se vive una vez, así que tenemos que realizar aquello que nos entusiasme por muy complicado que pueda resultar.

Tenemos que afrontar los cambios con valentía, firmeza y predisposición a cumplir nuestros sueños no cumplidos aun.

Si vuestra organización no os da lo que necesitáis o esperáis, si vuestro trabajo no es a lo que os queréis dedicar poneros manos a la obra para cambiarlo.

En esta vida hay que intentar ser feliz en todos los aspectos de la misma, incluido por supuesto en el profesional, en el siglo XXI tenemos que poder cumplir nuestras expectativas.

Por lo tanto para poder cambiar y avanzar en tu día a día, el primer paso lo tienes que dar tu y creer en ello.

Así que para aquellos que han perdido la esperanza de cumplir sus metas profesionales lanzo una pregunta:

¿Que podría pasar si lo intentases de verdad?

Esta pregunta solo la pueden responder aquellos que lo siguen intentando y muchas veces se han golpeado o lastimado al intentarlo.

Para poder cambiar tienes que creer en ti e ir paso a paso en el largo camino hacia tu meta.

El ganador no es el primero que consigue cumplir sus fines profesionales sino la persona que, tras muchos esfuerzos y sufrimientos, los consigue por fin sin haber arrojado la toalla en ningún momento.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien sigue por ahi, tendras futuro a la larga.

otros

Juan Martínez dijo...

Gracias por tu apoyo. Esto le hace a uno seguir adelante con mi blog para poder ayudar a los demás.